Maduro y los jerarcas no tienen compasión por la angustia del pueblo por @damianprat

thumbnaildamianpratImagine el lector la angustia con la que en decenas de miles de familias con familiares con enfermedades crónicas y/o delicadas, se esperaba la “cadena” de Maduro desde Miraflores, aquella del supuesto “sacudón”, en la que el propio Maduro y varios jerarcas de su entorno tenían semanas “anunciando que esta vez si, se harían los anuncios ya anunciados que no se habían anunciado”.  Ese galimatías cantinflérico de “los anuncios” eran las medidas económicas para enfrentar el desastre que vivimos. Muchos meses perdidos agravando el desastre. Y en el caso de miles y miles de compatriotas con severas dificultades de salud, es mucho mas que no conseguir una lata de leche durante semanas, lo cual ya es mucho decir.  Ni conseguir cauchos, o baterías de carro, ni jabón o desodorante.  Ni harina de maíz, papel tualé o insecticida.  Ni aceite de motor o de comer.  Ni cemento ni cabillas.

Hay decenas de miles de enfermos por cáncer que no encuentran las medicinas para sus vitales tratamientos. O diabéticos que no logran la insulina.   La angustia es terrible.  Enfermos renales que no hayan como hacer las diálisis.  Hace muchas semanas, meses en realidad en forma progresiva, que en casi todos los hospitales públicos se han ido suspendieendo las operaciones quirúrgicas selectivas.  No hay con qué hacerlas.  Los pocos insumos que quedan van para las emergencias. Y aún éstas en muchos sitios no hay como hacerlas.  La ruina del gobierno alcanzó también a las clínicas privadas que han debido reducir las intervenciones para “estirar” las menguadas existencias de insumos y medicamentos.  No hay. No hay.  No hay.

Todos ellos esperaban que “el sacudón” incluiría medidas para aliviar un desastre humanitario que ha sido creado por “la revolución”. Se trata de la vida. De tener esperanza de vida.   No les importaba mucho si Maduro inventaba un culpable -como ha hecho en tantos casos- para no asumir la responsabilidad por el desastre.  Con tal de que indicara soluciones.   Pero, ¿qué dijo Maduro en tres horas de hablar y hablar, acerca de medicamentos, salud, hospitales, insumos médicos?  ¡Caraj….!.  Ni una palabra.   Mucho menos alguna “medida”.  Ni buena, regular o mala.  Cero. Nada.  El “sacudón” era para otra cosa:  para dirimir los pleitos internos del control del poder y de los negocios.

Maduro, Ramírez, los militares, Jaua, Arreaza, las docenas de ministros y viceministros no tienen entre sus preocupaciones a esos dramas de cientos de miles, de millones, de venezolanos.  La “robo-lución”  está divorciada del país. Esa nueva oligarquía no sabe qué le pasa a Venezuela ni les interesa.  Solo les importa el poder.  Y lo que digan las encuestas para “postergar” medidas, como confesó antier el diputado Sanguino.

Una verdad terrible que la conversamos ayer en P&C radio con el diputado Andrés Velásquez. Tomé prestada una frase suya, aguda, dolorosa, cierta,  sobre la total ausencia de compasión de Maduro para con las angustias del pueblo venezolano. Con ella titulé ésta columna.  Y valga el detalle:  es también la angustia de las miles de madres con hijos asesinados por el hampa y la violencia.  Es la angustia de quienes no encontramos siquiera medicamentos sencillos en las farmacias.  O del padre de familia que debe recorrer una docena de supermercados para llevar un alimento esencial a su hogar.  Y el de todos por el despeñadero de la economía, de la mas alta inflación del planeta, de la destrucción de la industria y el agro. La angustia por la corrupción y la “regaladera” en medio de tantas carencias.

TIP  1:  “Cuatro realitos”.  La “moda” en el gobierno es anunciar unas cifras de “inversión” para hacer creer que se trata de soluciones cuando en realidad apenas alcanzan para “tapar algunos huecos”.  Van dos veces que lo hacen con Sidor.  Dicen que podrían hacer algo semejante con medicinas y alimentos ésta semana.  Ojalá hicieran algo en serio y no un “aguaje”.

TIP  2:  Sidor.  El diputado Osvaldo Vera dice que en Sidor no hay huelga.  Que “está en pleno funcionamiento”.  Que “hay intentos de un sector por paralizar” la planta “pero los trabajadores no están de acuerdo”.  Podría suponerse que el diputado vive en DisneyWorld y no sabe nada.  O que sabe pero trata de mentirle al país para disfrazar la crisis. La hipótesis mas grave es que es un intento por crear el caldo de cultivo para justificar represión y mas atropellos con la excusa que “un grupito quiere parar la planta”.  ¿Quiere graduarse de esquirol después de haber amenazado hace semanas con que iría a Sidor con “50 cuadros a reactivar la producción”?.

TIP  3:   Sidor.  Sigue la censura en el latifundio de medios de comunicación del gobierno y en los gobierneros, “enchufados”  y complacientes.  Por un lado silencian todo.  Como si no existiera el conflicto.  Por el otro pintan un panorama de “mundo maravilloso”.  Una lección clave para todos y en especial para los que llegaron a creer que la “hegemonía comunicacional revolucionaria”  sería en “favor del pueblo y los trabajadores”.   Esa “hegemonía”  siempre es para usarla en favor del cogollo gobernante y en contra del pueblo que lucha, reclama, denuncia y protesta.

TIP  4:   Leido en twitter.  1.-  @arribalcasa  “Mientras se declaraba a la prensa que solo quedan en Alcasa 76 celdas, sacaban de servicio 2 mas. Ahora solo quedan 74 de 396”.   2.-  @fundapompeyo  “@JoseAGuerra Asegura: la inflación entre agosto de 2013 y julio de 2014 es del 66,1% mientras q la de alimentos ronda entre el 90 % y el 100%”.  3.-  @bevavera  “La sangría  que hubo hoy en los bonos pocas veces la he visto. Será difícil que @NicolasMaduro recupere la confianza de los mercados”.