Desde este jueves distribuirán más de 400 mil tabletas de acetaminofén a hospitales

acetaminofen

A partir de este jueves se distribuyen 428.000 tabletas de acetaminofén en toda la red de hospitales públicos del país, medicamento utilizado para la atención del dengue y la fiebre chikungunya, informó la ministra para la Salud, Nancy Pérez Sierra, durante un encuentro con epidemiólogos estadales realizado en su despacho.

Una nota de prensa del Ministerio reseña que la titular destacó que dicha acción forma parte del plan que ejecuta el Gobierno “para atacar las mencionadas enfermedades vectoriales” presentes en toda América.

La fiebre chikungunya, que se transmite de manera similar al dengue, se caracteriza por la aparición súbita de alta temperatura corporal, generalmente acompañada de dolores articulares/musculares. Otros signos y síntomas frecuentes son: dolor de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas. Los dolores articulares/musculares suelen ser muy debilitantes, pero generalmente desaparecen en pocos días.

Pérez Sierra subrayó que en el país “se cuenta con los reactivos suficientes” para el dengue y el chikungunya.

Prevención y factores de riesgo

La ministra recordó que antes del inicio del período escolar 2014-2015 se efectuaron campañas contra la fiebre chikungunya a través de jornadas de fumigación y de eliminación de criaderos.

Citó que en el continente americano se tienen 922.814 casos de dengue, con la defunción de 479 personas; mientras que de la fiebre chikungunya se han notificado 715.896 casos, con una mortalidad de 111 afectados.

“Lamentablemente, por el clima tropical de la región, los vectores del aedes aegypti -zancudo popularmente conocido como el patas blancas, que transmite la infección del dengue- se desarrollan bajo estas condiciones y han venido en aumento, esto aunado al cambio climático”, explicó.

Mencionó que otro de los factores que contribuye a la expansión del llamado patas blancas es la existencia de cauchos y objetos en desuso acumulados, por tal motivo consideró clave la participación de la población para evitar la proliferación de la enfermedad, “porque en los hogares es donde se encuentra un gran número de criaderos”.

Acordó continuar “reforzando la capacitación” en los centros de salud pública y privada para el diagnóstico de las enfermedades, así como intensificar las campañas de limpieza de los criaderos.

AVN