Exjefe paramilitar colombiano denunciará a @AlvaroUribeVel por injuria y calumnia

Foto La Vanguardia
Foto La Vanguardia

El exjefe paramilitar colombiano Salvatore Mancuso, preso en una cárcel de Estados Unidos, aseguró hoy que denunciará al expresidente Álvaro Uribe por injuria y calumnia a raíz de las declaraciones que hizo el miércoles en un debate sobre paramilitarismo.

“Lo voy a denunciar públicamente (a Uribe), voy a colocar una demanda porque por ahí observé ayer que había dicho que yo estaba intimidando a senadores o algunas personas, que si declaraban en contra de él los asesinaba”, manifestó Mancuso en declaraciones que dio por videoconferencia desde la cárcel a medios colombianos.

Mancuso, quien fue máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), dijo además que tratará de conseguir las grabaciones de audio del debate para verificar lo dicho por Uribe.

“De ser así, voy a instaurar una demanda por injuria y calumnia”, afirmó.

Mancuso, quien fue extraditado a Estados Unidos en 2008 por delitos de narcotráfico, aseguró también que Uribe mandó a ese país a varios jefes paramilitares que se habían desmovilizado durante su Gobierno (2002-2010) “para silenciarnos”.

Durante el debate en el Congreso, promovido por el senador Iván Cepeda, del partido de izquierda Polo Democrático Alternativo (PDA), Uribe fue acusado de haber tenido vínculos con narcotraficantes y con los grupos paramilitares.

Cepeda mostró un vídeo de Mancuso hablando de sus relaciones con el poder, pero Uribe negó haber tenido relaciones con el jefe paramilitar, oriundo de Montería, capital del departamento de Córdoba, uno de los bastiones de las AUC.

“Yo desmonté a los paramilitares, no los conocí. A Mancuso lo vi por mi vinculación a Montería en tres ocasiones públicas. Lo saludé y nunca conversé con él”, aseguró Uribe.

En sus declaraciones, Mancuso agregó que también denunciará a un cartel de varios testigos en su contra que, según dijo, lo único que buscan es excluirlo de la Ley de Justicia y Paz, con la cual el Gobierno de Uribe desmanteló los grupos paramilitares a cambio de beneficios jurídicos.

Mancuso aseguró que hay una persecución contra él y su familia como una venganza por lo que ha confesado a la justicia.

“Hay una cadena de mentiras en mi contra”, dijo, y aseguró que si eso sigue “van a terminar también salpicando a otras personas”.

Tras conocer las declaraciones del exjefe paramilitar, Uribe manifestó en su cuenta de Twitter que Mancuso es un “terrorista preso” aliado en su contra con paramilitares, sus antiguas víctimas y la guerrilla. EFE