Ismael García: Aragua en emergencia por Chikungunya

thumbnailismaelgarciaEn Venezuela existen alrededor de Trescientos Cuatro hospitales públicos, sin contar los ambulatorios, los Centros de Diagnóstico Inmediato y los módulos de Barrio Adentro y entrar a un centro de salud pública o privada en Venezuela es realmente dantesco, porque no sólo carecen de los medicamentos e insumos para poder prestar el servicio, sino que sua instalaciones parecen hospitales de guerra.

Los hospitales de Caracas están absolutamente colapsados y cuando uno sale al interior del país, la situación es peor. Por lo menos en el Estado Aragua hemos visto el desastre y la desidia en la que ha caído la salud. La Corporación de Salud la maneja un farmaceuta, habiendo tantos médicos destacados en la entidad, es alguien que no tiene conocimiento de la medicina y además, ni siquiera ha vivido ni es oriundo del estado, sino que es producto de las negociaciones y de las andanzas en las que anda Tareck El Aissami, quien se ha llevado a un poco de gente para allá que no conocen la realidad de Aragua. Podemos decir que a nuestro estado, le cayeron Las Siete Plagas de Egipto con los últimos gobernadores que ha tenido, quienes haciendo uso de un falso socialismo han quebrado al estado y han sumergido a la gente en pobreza y desolación.

En materia de salud podemos asegurar con mucha responsabilidad que el desastre es de marca mayor. Recientemente, se ha producido una alarma en la población aragueña debido a la muerte de nueve personas en el Hospital Central de Maracay, producto de una extraña patología o síbdrome hemorrágico febril agudo que produce la muerte de forma abrupta en un lapso no mayor a 72 horas. No obstante, el Doctor Angel Sarmiento, Presidente del Colegio de Médicos del Estado Aragua, se atrevió a solicitar públicamente que se abriera una investigación al respecto, a fin de que se de un diagnóstico de esa enfermedad, y lo que han hecho es persrguirlo con todas las fuerzas policiales de Nicolás Maduro, de Diosdado Cabello para abajo y en Aragua, por el gobernador Tareck El Aissami, quien además es un tipo montador de olla, fundamentalista a quien se le ha hecho más fácil distraer la atención de la gravedad que acontece en materia de salud, persiguiendo de la manera másalevosa y cobarde al doctor Angel Sarmiento. Sin embargo, eso no ha resuelto el problema de la contaminación que hay en los hospitales de Aragua, absolutamente abandonados y destruidos. Al doctor Sarmiento le han aplucado una casería de brujas, tratándolo de la manera más indigna, cuando sólo ha hablado en nombre del pueblo de Aragua que exige una investigación y la verdad.

Haciendo uso de mi condición de parlamentario por el estado Aragua, hé realizado frecuentes recorridos por diversos centros de salud y puedo concluir que realmente son un desastre. El Hospital de La Victoria está totalmente arruinado y abandonado a su suerte al igual que el Hospital Central de Maracay a pesar de ser uno de los centros más importantes y con mayor demanda por parte del pueblo aragueño, y así cualquier ambulatorio, CDI o módulo de Barrio Adentro donde uno vaya, carecen de lo más mínimo para operar, a pesar del dinero que se ha aprobado en materia de salud para Aragua. Nos preguntamos,  dónde fue a parar ese dinero o en manos de cuál enchufado de la gobernación se quedó? Ante esta situación también pedimos t exigimos a la Asamblea Nacional que se interpele al gobernador Tareck El Aissami para que diga al pueblo de Aragua, dónde están los reales que eran para la salud del pueblo.

Debo decir con mucha seriedad que en estos momentos hay una epidemia masiva que es incuantificable con respecto al Chikungunya. No hay una familia que uno conozca en el Estado Aragua, en San Mateo, en Tejerías, en La Victoria, en el sur o en la costa que no le digan a uno que está afectado por el Chikungunya y, el gobierno irresponsable e inepto ni siquiera ha tenido la menor sensibilidad de ponerse por lo menos a fumigar las calles y las barriadas populares para enfrentar esa situación.

Eso por supuesto no se enfrenta colocando a algunos facinerosos a que respondan y agredan a través de las redes sociales, a perseguir a los médicos ,  sino encarando el problema  con una situación de emergencia. Aragua tiene que ser declarada en emergencia en materia de salud para poder atender con eficiencia esta gravedad y yo estoy seguro que todos los aragueños estaríamos dispuestos a cooperar en lo que fuese necesario para atender esa situación de gravedad.

No obstante, lo lamentable de todo esto, es que esta semana se están iniciando las clases y los casos de Chikungunya pueden incrementarse, porque quién dice que esas escuelas en Aragua han sido podadas, saneadas y fumigadas. El llamado es a los padres para que también tengan una reacción frente a esto porque no podemos callarnos frente a un gobierno que lo que hace es amenazar a la gente, en vez de investigar la gravedad de lo que pasa, porque se trata de la vida de seres humanos.

Las cifras que hay en Aragua son realmente alarmantes en materia de Chikungunya. Podemos decir que en esta región hay una epidemia masiva y no hay atención, ni siquiera el Acetaminofen único fármaco prescrito para atender esta patología se consigue en ninguna farmacia, porque aunado a esta tragedia  de la salud, vivimos otra gran calamidad, como es el desabastecimiento en todos los órdenes y los medicamentos no escapan de esto.

Por eso digo que más allá de esa furia y de esa verborrea insultante que tiene el gobernador de Aragua y de su equipo sí es que así se les puede llamar, debe ocuparse de manera urgente de atender el tema de la salud, especialmente en el tema del Chikungunya que está afectando a toda la población en este momento.

Las cifras oficiales que se manejan son falsas y no se corresponden con la realidad. Dicen que hay más de 293 casos de Chikungunya a nivel nacional. Aragua ocupa el primer lugar a nivel nacional con 60 personas afectadas ,  seguido por Distrito Capital, Miranda, Carabobo, Vargas, Guárico, Mérida y Lara. Sin embargo, estas cifras no son reales porque no se hace el estudio y srguimiento previsto en estos casos, sino que toman la muestra de personas que acuden a los centros de salud, pero hay miles de ellos que no lo hacen y se quedan en sus casas corriendo peligro de muerte.

Reitero, al estado Aragua hay que declararlo en emergencia sanitaria, porque la propagación del Chikungunya es realmente grave, y sí no se toman los correctivos con celeridad, nos vamos a lamentar.

Ismael García

Diputado a la Asamblea Nacional

@ismaelprogreso.