Lester Toledo: Las fallas del chip demuestran que es un fracaso

thumbnaillestertoledoCuando el Gobierno anunció el 2 de marzo de 2012 en Gaceta Oficial No. 39875 la medida de aplicación del chip de gasolina denunciamos públicamente los inconvenientes que traería este método de racionamiento.

Además de las dudas sobre la contratación millonaria que se hizo para aplicar esta tecnología, explicamos en ese entonces que más que una solución, la tarjeta de abastecimiento de gasolina (TAG) traería serios inconvenientes a los zulianos. Ya estos dolores de cabeza empezaron. No bien comenzó el proceso del chip de gasolina y ya las fallas se evidencian. Según reseñas periodísticas, siete de cada 10 vehículos presentan problemas en la lectura del chip. Los “scanners” no los leen ni desbloquean el surtidor para que los conductores puedan abastecerse de combustible.

Los usuarios y los mismos “bomberos” de las gasolineras de La Limpia-Makro, D’Candido La Curva, El Chaparral, Circunvalación 2 y Bomba Caribe, donde se han detectado estas fallas, son los primeros en quejarse por los graves tropiezos de este recién activado sistema, mientras las colas comienzan a llenar de angustia y frustración la vida de los zulianos ya menoscabada por los cortes eléctricos, la sequía, el sistema biométrico, la inseguridad y cientos de males que el chavismo y Arias, como su máximo representante, han traído sobre esta región.

Porque en realidad el gran problema de los zulianos no es el chip. Tampoco son las colas para comprar alimentos. Ni que se vaya la luz. Ni que haya sequía. Ni tantos males que el chavismo-madurismo trajo a nuestra región. El verdadero problema de los zulianos es que tenemos un gobernador y un séquito de complacientes que no quiere al Zulia. Que no defiende a esta región tan próspera y que lo ha dado todo.

Desde el 2012 le presentamos al Gobernador y a los diputados de la banca oficialista, como legisladores que somos, alternativas viables para evitar el descalabro del chip.

Nuestra “Propuesta 123” es aún viable. Consiste en: 1) La zonificación de las regiones para la distribución equitativa de combustible. 2) El equipamiento y supervisión de la Guardia Nacional Bolivariana y el Ejército en los puntos de control Río El Limón y Carrasquero. Reforzar la frontera con funcionarios honestos pues es inconcebible que por las mismas alcabalas pasen impunemente los camiones con gasoil y gasolina y que los funcionarios se hagan de la vista gorda ante esto. 3) La instalación de rastreadores GPS a las gandolas de PDVSA, ya que constituye un procedimiento más factible, en comparación con la instalación de los otros dispositivos propuestos. Por cierto el mismo Maduro nos dio la razón sobre esta iniciativa al pedir la intervención de la Dirección de Mercado Interno de PDVSA.

Invito de nuevo Arias Cárdenas a que revise esta propuesta en lugar de llamar a los zulianos nuevamente “contrabandistas”. Usted señor Gobernador no puede de manera a priori, calificarnos de “bachaqueros”, de contrabandistas, por culpa de un grupo al cual no se atreven a combatir por temor a represalias.

La instalación de un microchip para controlar el suministro de gasolina en la entidad no es solución para poner coto al problema. No lo ha sido en Táchira ni lo será aquí. La solución es garantizar la soberanía y la seguridad de nuestras fronteras.

@LesterToledo