Los dirigentes chino e indio desean una solución pacífica a su diferendo fronterizo

(Foto Reuters)
(Foto Reuters)

 

El primer ministro indio, Narendra Modi, y el presidente chino, Xi Jingping, aseguraron este jueves que quieren encontrar una solución pacífica a su diferendo fronterizo, después de que se registrara un cara a cara entre sus ejércitos, durante una visita del dirigente chino a Nueva Delhi.

“He dado cuenta de mi profunda preocupación por los incidentes a lo largo de la frontera. Estamos de acuerdo en que la paz y la tranquilidad en la región fronteriza son una pieza esencial de la confianza mutua”, dijo Modi.

El presidente chino aseguró por su parte que su país se había comprometido a trabajar en el “mantenimiento de la paz y la tranquilidad” en la frontera.

“También tenemos el sincero deseo de trabajar con India para mantener la paz y la tranquilidad en los territorios fronterizos antes de estar en posición para solucionar la cuestión”, afirmó Xi.

Estas declaraciones se producen después de que aparecieran informaciones dando cuenta de un cara a cara entre cientos de soldados en la región de Ladakh (norte de India), en una zona que ambos países reivindican.

AFP