Cuatro carros y tres motos quemados durante protesta en puente Simón Bolívar

Cuatro carros y tres motocicletas fueron quemados durante la protesta. (Foto/José Gregorio Hernández)
Cuatro carros y tres motocicletas fueron quemados durante la protesta. (Foto/José Gregorio Hernández)

 

 

Cuatro vehículos y tres motocicletas  quemados totalmente, otros cuantos  con abolladuras y vidrios rotos,  instalaciones de la Dian y el Ica afectadas,  varios detenidos por la Policía neogranadina,  dejó  la violenta reacción de un grupo de contrabandistas que  la mañana de este martes protestaba en el lado colombiano del puente internacional “Simón  Bolívar”, que comunica a San Antonio del Táchira con Norte de Santander, contra los controles anticontrabando  ejercidos por los militares venezolanos, publica La Nación.

Las protestas de los  contrabandistas, que según autoridades militares del Táchira son promovidas por bandas criminales y paramilitares que delinquen en la frontera colombo-venezolana,  se desarrollaron desde primeras horas de la mañana y  también  se extendieron al puente internacional “Francisco de Paula Santander”,  que une a Ureña con Cúcuta,  aunque allí no se reportaron acciones violentas.

Igualmente se  conoció que transportistas, mototaxistas y  comerciantes del eje fronterizo  fueron presionados por grupos al  margen de la ley,  para que este martes no trabajaran,  como  medida  de protesta contra lo que consideran abusos  y atropellos cometidos por los militares que actúan en el plan contra el contrabando de alimentos y combustible. De  hecho en el municipio Bolívar no  hubo transporte  colectivo y por  puesto,  y muchos comercios estuvieron cerrados.

Los hechos de violencia en el puente Simón  Bolívar, de San Antonio, al parecer se desencadenaron cuando los contrabandistas que estaban del lado colombiano  intentaron avanzar  y lanzaron piedras hacia  donde se encontraba un piquete de la Guardia Nacional con equipos antimotines, lo que obligó a los militares  a utilizar  gases lacrimógenos para  tratar de dispersarlos.  Los manifestantes  reaccionaron  violentamente  arrojando  piedras y  prendiendo fuego a los  vehículos que se encontraban  trancados en el lado colombiano del puente, así como a los que estaban aglomerados a la altura de la localidad de  La Parada y otros que se encontraban  en el área del estacionamiento de las instalaciones de la Dian y el Ica colombianos.

Dos vehículos y  tres motocicletas  fueron quemados en el lado colombiano del puente, otro  automóvil en el estacionamiento del Ica y otro cerca de las oficinas de la  Dian,  cuyas  instalaciones  también se vieron afectadas por las llamas y el impacto de las piedras lanzadas por los contrabandistas.  Ante los  hechos  vandálicos   intervino la  Policía colombiana,  que  logró dispersar a los manifestantes   y detener a varios de ellos,  según  informó  un coronel de la Policía Fiscal Aduanera.

Con camiones  “ballena” de la Policía  colombiana y unidades de bomberos de San Antonio,  fueron apagados los  vehículos incendiados y  un  incendio de vegetación que los  contrabandistas  originaron debajo de la estructura del puente internacional Simón Bolívar.

Efectivos de la Guardia Nacional custodió el lado venezolano del Puente Internacional para evitar que los manifestantes lo bloquearan. (Foto/José Gregorio Hernández)
Tras dispersar a los manifestantes y apagar los carros,  alrededor del medio día,  la Policía colombiana y la Guardia Nacional Bolivariana  permitieron el paso controlado de peatones.  Pasada la 1 de la tarde se  restableció el tránsito de vehículos por este  elevado binacional.  Mientras tanto, por  el  puente internacional Francisco de Paula Santander,  que comunica a Ureña con  Cúcuta,   pasadas  las  dos  de la   tarde el  tráfico  continuaba  bloqueado.

Con el  bloqueo de la frontera,  las estaciones de servicio de combustible de San Antonio del Táchira  se observaron descongestionadas  y los  residentes de esta población  pudieron abastecer  sus  vehículos de combustible sin soportar largas colas.  La ciudadanía, sin embargo, se vio afectada por la  falta del servicio de transporte  colectivo y por puesto, ante  el inusual paro registrado el día de ayer.

José G. Hernández