Septiembre cierra con más de 45 homicidios en Caroní

Foto El Fortín de Guayana
Foto El Fortín de Guayana

Septiembre se ubicó como el mes más violento entre los nueve que han transcurrido en este 2014, superando a agosto cuando ocurrieron 38 casos de esta índole. Jurenny Salinas/ El Fortín de Guayana

Se fueron observando casos de todo tipo, tiroteados, apuñalados, entre otros. Lo peor es que muy pocos de estos fueron resueltos por funcionarios de la Policía Científica, quienes aseguraban que ya “tenían casi todo listo”, que ya “tenían a los responsables identificados”, pero hasta ahí llegaba todo.

Solamente el domingo 28, se reportaron tres casos, dos de ellos faltando minutos para las 11.00pm y el otro a las 7.45pm, este ocurrido en el sector de Villa Bahía, Puerto Ordaz.

En este la víctima fue José Silva, de 21 años, quien recibió varios disparos y fue trasladado al hospital Uyapar, donde falleció.

El primero de estos incidentes, ocurrió justo frente al Comando de Ferrys y Chalanas de la Guardia Nacional y lo peor es que “estos fueron los últimos en enterarse” y trasladarse al lugar.

Por suerte, efectivos de la comisaría Simón Bolívar y del CICPC, si estuvieron presentes.

El lunes bien temprano, aproximadamente a las 10.00am, fue ubicado en las adyacencias del cementerio Jardines del Orinoco, el cadáver en descomposición de un adolescente de 13 años de edad, que presuntamente llevaba casi una semana desaparecido.

Presentó una herida por arma de fuego y posteriormente fue abandonado en una zona boscosa.

Otro caso que alarmó a la población fue el ocurrido la semana pasada, cuando fue asesinado un trabajador del Ipasme que al parecer, tenía una deuda pendiente con otro sujeto que presuntamente había conocido en una mina.

El responsable, fue aprehendido e indicó que “él me debía 100mil bolívares y como no me quiso pagar, acabé con su vida”.

Algunos dijeron que esta no fue la verdadera causa, sino que se trataba de un lío de faldas.

Lo cierto es que el sujeto que fue capturado llevaba tres días persiguiendo a este hombre y cuando vio que estaba solo, llegando a su casa y que no tenía como defenderse, lo atacó.

El 18 de septiembre, fueron asesinados otros dos muchachos, bien tempranito en la mañana, el primero en El Roble por fuera.

Este llevaba una cédula que al parecer, era de su hermano, tenía problemas por drogas y recibió varios disparos.

El otro, fue en 25 de marzo, cerca de la Maternidad Negra Hipólita, era camionero en la Nestlé y recibió un tiro en la oreja.

Las autoridades ratifican una y otra vez que todos los casos o en su defecto la mayoría se derivan de “ajustes de cuentas” o “venganzas”, pero también hay algunos casos en los que personas que no han cometido hechos ilícitos en su vida, pasan a ser “presas fáciles para los amigos de lo ajeno”.

El Ministro de Interior, Justicia y Paz, también ha ratificado en más de una ocasión que en Venezuela todo marcha como tiene que ser y que la inseguridad se ha reducido significativamente, algo que no se ve en el momento de presentar las cifras rojas.

Lo que si se ve y claramente son familiares de muchos venezolanos en las afueras de las sedes del CICPC, consternados y exigiendo que los casos no queden sin respuestas.