Comienza puente aéreo europeo para ayudar a los países afectados por el ébola

Foto AFP
Foto AFP

Un avión Boeing 747 que despegará hoy de Ámsterdam con destino a Freetown (Sierra Leona) iniciará el puente aéreo organizado por la Unión Europea (UE) para transportar asistencia sanitaria a los países de África occidental afectados por el ébola y ayudar a evacuar al personal internacional.

El portavoz comunitario de Sanidad, Frédéric Vincent, explicó hoy en rueda de prensa que el puente aéreo europeo cofinanciado por la UE nació a petición de distintas ONG.

El Centro Europeo de Coordinación de Respuestas ante Emergencias (ERCC) coordina el transporte del material, del equipo y del personal a los lugares donde sea necesaria su presencia.

Países como Reino Unido, Francia, Austria o Bélgica ya han hecho uso del mecanismo, para el envío de hospitales de campaña, ambulancias, productos de higiene, equipamiento médico de aislamiento y expertos a las áreas afectadas.

La UE cofinanciará y coordinará la evacuación de personal internacional procedente de Liberia, Guinea y Sierra Leona.

De los cuatro millones de euros de financiación disponible, un millón se destinará al Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), para permitir que tres Boeing 747 transporten material vital a los tres países africanos.

La primera aeronave transportará equipos de protección personal, incluidos máscara y guantes, medicamentos esenciales y artículos de higiene.

Los otros tres millones de euros ayudarán a establecer un sistema de evacuación médico europeo, coordinado por el ERCC, que permitirá a los trabajadores internacionales diagnosticados con ébola ser evacuados en menos de 48 horas por avión a hospitales en Europa capacitados para tratar a pacientes con esa enfermedad.

Esta iniciativa se financia a partir de los 30 millones de euros de ayuda humanitaria anunciados por el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Barroso, el pasado mes en Nueva York.

Hasta el momento, la CE ha comprometido 180 millones de euros para ayudar a los países africanos (Guinea, Sierra Leona, Liberia, y Nigeria) a combatir la enfermedad.

Expertos europeos en tareas humanitarias, laboratorios móviles y equipos de especialistas se han trasladado a la región, para apoyar en el diagnóstico de la enfermedad, controlar la situación y apoyar a las organizaciones y las autoridades locales. EFE