“Falta coherencia y buena gerencia en política de transporte y vialidad”

celiaherrera

Celia Herrera, Presidenta de la Sociedad venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad, manifestó que la troncal 9 es la segunda vía más peligrosa del estado Miranda, por presentar un número considerable de accidentes de tránsito, después de la carretera Panamericana.

“Si se revisa el histórico, al menos Protección Civil Miranda que lleva cifras con mucha seriedad, van a observar que efectivamente de la vialidad con mayor significación dentro de la región de Miranda, después de la carretera Panamericana, la Troncal 9 es la vía que tiene mayor accidentalidad”.

Explicó que en este acceso se conjugan una cantidad de factores que propician la ocurrencia de incidentes. “Sumando el mal estado de los vehículos, el deterioro de las vías, la falta de mantenimiento y supervisión de las mismas, estamos sometiendo a los usuarios de las vías públicas a unas condiciones que suman para que produzcan incidentes viales”.

Consideró que actualmente, ocurren numerosos y peligrosos accidentes de tránsito porque no se llevan controles de revisión técnica de los vehículos, se desconoce el estado en que se encuentran los conductores, no se respetan las ocho horas de descanso, los recorridos son arduos y sometido a unas condiciones de incomodidad muy altas.

Lamentó que la mayoría de las vías de comunicación carecen de iluminación, de buen pavimento, de señalización y demarcación oportuna o muy precaria que no propician una conducción segura. A ello se le suma la delincuencia. “Hay muchos accidentes propiciados por delincuentes para saltar a los usuarios de la vía”.

A juicio de la especialista en la materia, desde el punto de vista regional, si se están ejecutando obras y acciones para mejorar la situación. “El gobierno de Miranda, tiene un centro que monitorea la incidencia de accidentes sobre la vía y lo conjuga con la acción que hace Protección Civil de auxilio, rescate y apoyo para atender cualquier situación. Igualmente informó que se han estado reuniendo con personal especializado y se está trabajando en políticas de seguridad vial, en identificación de tramos de concentración de accidentes y en las estadísticas para tratar de minimizar los riesgos”

Acerca de las obras que está ejecutando el gobierno central sobre la ampliación de vías y construcción de puentes y elevados, Herrera manifestó que esas construcciones son una fuente altísima de inequidad. “Si tomamos en cuenta las conexiones viales de conectar Norte a Sur, estas soluciones responden a vehículos pequeños, dejando de lado los vehículos pesados, peatones, ciclistas. Eso genera una fuente de inequidad muy grande. Son puentes de obras provisionales. Lo que no responde al problema de fondo dejando obras para el futuro”.

En términos de seguridad vial, Celia Herrera consideró que existe anarquía en la circulación, más allá de los motorizados. Igualmente manifestó que las condiciones de las vías no están pensadas ni tienen facilidad que hayan tomado en consideración la presencia de motociclistas.

Señaló que los nuevos refugios para motorizados sólo cumplen una función decorativa, ya que los conductores sobre dos ruedas no hacen uso de estos por considerarlos peligrosos por la delincuencia. “No está pensado ni diseñado y tampoco atiende unas necesidades reales”.

Por otro lado, lamentó que en Venezuela solamente existan registros extraoficiales de alrededor de tres o cuatro personas fallecidas en incidentes viales vinculados a motocicletas, esto sin contar la gran cantidad de personas que quedan seriamente lesionadas con pérdida de miembros inferiores y similares.

Por último pidió coherencia y buena gerencia en política de transporte para un mejor funcionamiento y beneficio para los ciudadanos. “Se necesita un mayor, mejor y un profuso sistema de Metro de las ciudades donde la población así lo demande; un sistema de transporte público superficial de calidad; más unidades con mayor capacidad circulando por canales preferenciales, mantenimiento y preservación de la red vial eficiente; pero además, la optimización de su uso. Espacios físicos para el caminado, para personas de todo tipo con accesibilidad universal con incorporación de facilidades para la movida en bicicletas, y adicionalmente, seguridad”. Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad