OMS admite posibilidad de que vacunas potenciales no funcionen contra ébola

Foto EFE
Foto EFE

Los resultados de los ensayos clínicos de sendas vacunas candidatas para el ébola estarán listos en enero, pero debe considerarse “la probabilidad real de que ninguna de ellas funcione”, dijo hoy en entrevista con Efe la directora general adjunta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Marie-Paule Kieny.

“Para ambas vacunas estamos en los primeros ensayos clínicos y es posible que ninguna de las dos funcione. Por el momento no sabemos, no queremos vender quimeras, queremos tener lo más rápido posible la repuesta sobre si son efectivas o no”, afirmó.

Responsable de la labor de la OMS en relación con sistemas de salud e innovación, Kieny confirmó que en las últimas horas empezó el tercer ensayo clínico -con otros dos que se realizan en Estados Unidos y Reino Unido- de la vacuna NIAID/GSK en Malí, que incluirá a unos cuarenta voluntarios.

Un cuarto ensayo clínico con el mismo producto empezará antes de que termine este mes en Lausana (Suiza), con un mayor número de voluntarios, reveló la representante de la OMS.

Simultáneamente se probará la vacuna VSV-EBOV, desarrollada en Canadá, país que ha donado a la OMS 800 ampollas, de las que unas 200 servirán también para ensayos clínicos que empezarán la próxima semana en Estados Unidos.

Esta segunda vacuna ha sido desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá, que enviará la donación la próxima semana a Ginebra, donde será almacenada.

En paralelo a esos ensayos, “la OMS ha creado un consorcio de centros clínicos, en Alemania, en Suiza, en Gabón y en Kenia, que van a reunir a 250 voluntarios” para probar si esta última vacuna es segura, si genera algún tipo de respuesta inmunitaria que proteja contra el ébola e intentar determinar la dosis necesaria.

Kieny precisó que las conclusiones deben estar listas para diciembre y, en caso de que sean positivas, podría haber una cantidad significativa de vacunas listas para utilizar a inicios de 2015.

Según la directora adjunta de la OMS, la compañía GlaxoSmithKline “está acelerando la producción y sabemos que las primeras 10.000 dosis estarán disponibles a principios de enero”.

Durante los ensayos en cuestión se deberá descartar “el riesgo de tener a muchas personas con efectos secundarios graves por la vacuna”, aclaró.

Sin embargo, su eficacia sólo podrá ser determinada a través de un mayor número de vacunaciones en Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona, los países que sufren la epidemia del ébola, donde la prioridad será para los trabajadores sanitarios de primera línea, así como los contactos de personas infectadas.

“Con ellos se verá si la vacuna funciona o no” durante unos dos a tres meses, tiempo que sería aprovechado por las compañías para producir más producto, insistió Kieny.

El coste de cada dosis todavía no se ha establecido, pero se prevé la creación de fondos mundiales que financien a los países más pobres.

Por otra parte, Kieny mencionó que el antiviral Avigan o Favipiravir que España ha comprado a una compañía japonesa “es un medicamento bien considerado” por la comunidad médica y de los pocos que está disponible actualmente en cantidades importantes.

“España no es el único país interesado en el medicamento. Estamos en contacto con la firma y Francia planea un ensayo clínico para establecer si funciona o no”, explicó la experta.

Sobre el tratamiento con suero sanguíneo que se ha administrado a varios paciente en África, así como en EEUU, Kieny dijo que la OMS y otras entidades trabajan con fabricantes de equipamientos para instalar en los tres países afectados centros que puedan realizar el aislamiento del plasma de la sangre de personas convalecientes.

Esto permitiría “preparar plasma a una mayor escala”, pero el proceso de “transporte (de los equipos), instalación y puesta en funcionamiento de manera óptima, para no hacer daño a la persona que da la sangre ni a la que la recibe”, no podrá concluirse en todo caso antes de principios de 2015, declaró. EFE