¿Por qué está en peligro la clase media en América Latina?

Diario El Comercio
Diario El Comercio

El consumo de la clase media, clave en el crecimiento regional de la última década, está cayendo en el sector  automotriz, inmobiliario, de viajes aéreos y de créditos bancarios. Según la calificadora Moody´s este repliegue profundizará la desaceleración de esta primera mitad del año.

Para Moody’s , seis países que representan más del 90% del PBI regional -Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú– se añaden testimonios de otros países como Venezuela, donde ha surgido el apodo de “nuevos pobres” para la clase media.

Según Gersan Zurita, vicepresidente de Moody’s y coautor del estudio sobre el consumo en la región, el contraste tendrá un fuerte arrastre económico y social.

“Tuvimos una década de fuerte crecimiento, salarios al alza y mayor consumo, que influyó para que mucha gente se incorporara a la clase media. Este proceso se ha detenido. El crecimiento dependerá mucho más de las exportaciones”, indicó a BBC Mundo.

AVANCES Y PELIGROS
Un reciente estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) halló que la clase media (con ingresos entre US$10 y US$50 al día) llegó a 82 millones de personas en este siglo XXI, pasando del 21% de la población en 2000 al 34% en 2012.

“Entre 2002 y 2012 tuvimos un crecimiento económico acompañado de políticas sociales y estatales que ayudaron a este aumento de una clase media que a su vez impulsó con sus patrones de consumo el crecimiento económico. Lamentablemente este modelo se ha estancado”, señaló a BBC Mundo.

Esta dinámica tiene, sin embargo, variantes en cada país.

“La marcha de la economía preocupa en casi todos lados, pero cada país tiene temas dominantes. En unos es el endeudamiento individual y familiar, en otros la inflación o el impacto de la economía en el empleo o el ingreso”, señaló Zurita a BBC Mundo.

BRASIL O LOS VAIVENES DEL CONSUMO
El consumo de la clase media durante la pasada década vino de la mano de una extraordinaria expansión del crédito.

En 2007 la Asociación Nacional de Crédito, Financiamiento e Inversión de Brasil, estimaba que gracias al crédito se habían sumado unos 20 millones de nuevos consumidores al mercado de la vivienda, los productos electrodomésticos o los automóviles.

Los problemas experimentados por este sector explican en parte las dificultades de Rousseff en la primera vuelta electoral de las elecciones de 2014.

Según indicó a la Agencia española EFE, Christian Travassos, responsable económico de la Confederación de Comercio de Río de Janeiro (Fecomercio), “una parte de la clase media está teniendo grandes dificultades para pagar las deudas que ha contraído”.

Las altas tasas de interés de la banca privada han influido. Una cuarta parte de las ganancias mundiales del Santander salen de Brasil, a pesar de que el crédito concedido en ese país solo equivale a un 15% del total global del grupo.

“Son temas que llevan tiempo. Las altas tasas de interés y el alto nivel de endeudamiento de las familias van a demorar la recuperación del consumo”, señaló Zurita.

Más información en el Diario El Comercio