Hace 18 años Marena Bencomo se coronaba Miss Venezuela… así está hoy día

Screenshot_1

Desbordante de humanidad y belleza, Marena Bencomo se mantiene vigente en la memoria colectiva como Miss Venezuela 1996 y primera finalista del Miss Universo 1997, pero más aun por la entereza que ha demostrado en momentos amargos de su vida personal, una capacidad que la sigue acompañando hoy cuando, resiliente, convierte sus experiencias en motivaciones para ayudar a otros a superar las pruebas que ha enfrentado personalmente. Revista Paréntesis del Diario El Carabobeño.

Acompañada de sus dos hijos, John Henry, de 11 años, y Federico, de siete, la abogada valenciana nos cuenta en exclusiva cómo el autismo del menor de sus niños le ha presentado la oportunidad de comprobar la infinidad del amor de una madre que está comprometida a ayudar a su hijo a sobrellevar esta condición de la mejor manera posible, al tiempo que se plantea el reto de usar su experiencia para impulsar una iniciativa que ayude a otros niños –y a su familia- con el mismo diagnóstico.

Han pasado 18 años desde que te coronaron Miss Venezuela y quedaste primera finalista en el Miss Universo, ¿qué diferencia puedes establecer entre aquella Marena y la de hoy?

Si en ese momento me hubieses dicho que mi vida iba a ser lo que es hoy en día no me lo hubiese creído (risas). Pero no me arrepiento para nada de lo que pasó, de lo que he hecho, y de mis dos hijos que son lo más grande que tengo en mi vida.

Por una cosa u otra, uno toma decisiones en la vida y el destino de las cosas cambia. Creo que a ninguno nos toca fácil, en mayor o menor medida tenemos que enfrentar retos y experiencias, y yo he aprendido de cada cosa.

¿Cómo recuerdas tu paso por los concursos de belleza?

Fue una experiencia maravillosa, aunque fue una cosa fortuita porque yo no pertenecía al mundo del modelaje. La verdad es que el Miss Venezuela, si lo volviera a hacer, lo haría mil veces exactamente igual, porque es una escuela bellísima, y si hubiese tenido alguna hija me hubiera encantado que participara en el concurso, pero no la tuve.

¿Qué aprendizajes rescatas de tu reinado?

En el Miss Venezuela en el que participé seguramente había mujeres más bonitas que yo, pero creo que la disciplina y la constancia son factores fundamentales para que una persona pueda lograr lo que se propone, y creo que los tuve y los sigo teniendo.

Lee la entrevista completa en Revista Paréntesis del Diario El Carabobeño.