Asesinó a su hermano a machetazos

morgue_anzoategui

Un crimen similar al contado en el pasaje bíblico de Caín y Abel, ocurrió el miércoles pasado en la calle Principal vía El Playón del caserío Las Margaritas, contiguo a Pica del Neverí, parroquia Naricual del municipio Bolívar de Barcelona.

Allí, como a las 2:00 pm, durante una riña el gandolero Oswaldo Micett, de 46 años, supuestamente hirió mortalmente a su hermano Tomás Micett Pino, de 50 años.

Unos vecinos montaron en una carretilla al moribundo, recorrieron unos 30 metros y lo dejaron frente a la cruz que está en la entrada de la referida calle.

Efectivos del Cuerpo de Bomberos ingresaron a las 3:00 pm a Tomás Micett en el servicio de emergencia del hospital Luis Razetti de Barcelona, allí falleció a las ocho horas.

Los médicos le apreciaron al hombre cinco heridas de arma blanca distribuidas en ambas manos y piernas.

Los parientes reclamaron los restos en la tarde.

Ayer estaba solitaria la vivienda campestre, con matas de cambur y mango, donde se registró el fraticidio.

Al lado queda una bodega, cuya dueña se abstuvo de declarar.

Unos residentes que prefirieron mantenerse en el anonimato relataron que Tomás Micett, al parecer, era alcohólico, vivía en la urbanización barcelonesa Tronconal III y, como una vez al mes, acostumbraba ir a visitar a su hermano Oswaldo en Las Margaritas.

Los vecinos mencionaron que Tomás se sentó frente a la vivienda, donde estaba un hijo de Oswaldo. Al rato llegó el gandolero, quien agredió a su hermano con un machete.

“Yo vi de lejos al cortado. No pude dormir en toda la noche”, expresó un ama de casa de 32 años, que tampoco quiso identificarse.