Especialistas calificados darán recomendaciones para protección del Santo Cristo

(foto lanacion.com)
(foto lanacion.com)

En un comunicado al presbiterio y al pueblo de Dios de la Diócesis de San Cristóbal, el obispo Mario Moronta Rodríguez expresó que a su debido momento será trasladada a su nuevo santuario la imagen del Santo Cristo de La Grita y que, dada su condición de talla secular, se constituirá una comisión que, por una parte, dará recomendaciones para la protección, cuidado y mantenimiento de la imagen en el nuevo santuario y, por otro lado, evaluará la necesidad de una eventual restauración. lanacion.com.ve

El texto empieza recordando que la misión evangelizadora de la Iglesia centra todo su esfuerzo en el anuncio de Jesucristo salvador, y que la persona de Jesús es la razón de ser de la vida del creyente, quien no vive de manera aislada ni individualista su fe, sino en comunión de la Iglesia.

Muchos son los medios presentados por la Iglesia para profundizar en esta realidad: desde el anuncio explícito del Evangelio y la celebración de los misterios de la fe, hasta las manifestaciones de la piedad personal, escribe Moronta. “Dentro de estos medios, la religiosidad popular ocupa un puesto particular, ya que es un regalo del Espíritu Santo. También el justo, adecuado y oportuno culto a las imágenes constituye una ayuda a la devoción cristiana y a la imitación de las virtudes de quienes son representados en ellas”.

La Iglesia siempre ha reconocido la legitimidad del culto a las imágenes, ratifica el Obispo. De hecho, refiere que el Concilio de Trento afirma que constituyen un precioso alimento de la piedad cristiana. Las imágenes del Señor, de la Virgen María y de los Santos se veneran. “Los católicos no adoramos imágenes: ellas nos recuerdan la Persona de Cristo, de la Virgen María y de los Santos, para imitar sus enseñanzas y virtudes. Es claro que el culto de las imágenes, por tanto, no es absoluto, sino relativo, ya que no se le da a la imagen en sí, sino que se dirige al Santo a quien precisamente la imagen se refiere. Por eso, la Iglesia, Madre y Maestra, advierte y aclara ante las desviaciones que se puedan dar y condena los abusos que se puedan cometer”.

Para leer la nota completa pulse Aquí