Juicio a la noticia: Anarquía en la Sudeaseg busca liquidar asegurador en Venezuela

thumbnailAngelMonagas

Desde que asumió el poder el Presidente Nicolás Maduro, siempre ha estado muy claro hacia donde quiere ir. Varias veces discutí con amigos economistas y me reclamaban mi visión del lenguaje del Presidente. “El no piensa flexibilizar…”. Dentro de los argumentos me señalaban que Chavez fue llevado a través de un plan bien ideado hacia el socialismo pero en su formación ni en sus ideas el 4 de Febrero estuvo acercarse a ese modelo. Muchos vídeos de sus declaraciones lo han demostrado. No así el Presidente Maduro, quien se formó en Cuba y es de formación comunista no obstante las criticas de Marea Socialista y Aporrea. Lo más grave quizá es que su modelo político es muy retrogrado. Hay ideas que el tiene y permanecen en su visión de país: Uno, no cree en la educación privada y dos, no cree en los servicios privados de salud. Hacemos esta introducción porque ciertamente hay toda la intención de la actual gestión de LIQUIDAR AL SECTOR ASEGURADOR.

Si algo desentona en el modelo del socialismo del siglo XXI es la actividad aseguradora, que lógicamente requiere de grandes capitales. Hay mucha preocupación y algo mucho más grave: incertidumbre, angustia. Las empresas de seguro que operan en el país reclaman reglas claras. La impresión general es que el actual Superintendente de la Actividad aseguradora, Yosmer Arellan Zurita, tiene como meta “sacarle” la sangre y exprimir a las empresas de Seguros hasta verlas agonizar y  darles la estocada final que las lleve a la última morada.

LA RAZON:

Como se recordara Arellán formaba parte de la Alianza Interinstitucional para la Salud, instancia que participó en la regulación de los precios de las clínicas. Ahora bien su actuación al frente de la Sudeaseg,  desde diciembre del 2013, tiene en Jaque a las aseguradoras, toda vez, que las regulaciones que se están imponiendo son cada vez más difíciles de cumplir por no decir “imposible”.

Como se sabe el nuevo superintendente de la actividad de seguros,  Yosmer Arellan Zurita, sustituyo en el cargo a José Luis Pérez, quien estuvo al frente de la Superintendencia de la Actividad Aseguradora desde el año 2010, y se retiro con muchos tropiezos dejando “el rancho ardiendo”.

No se explica el Comité de Usuarios de la Salud, como tampoco los usuarios regulares  de estos servicios,  como las empresas del ramo asegurador, que les impongan a las aseguradoras, rígidos controles para su funcionamiento,  por ejemplo a las llamadas empresas de medicina Prepagada. Y a otras, por decir una,  Plansanitas S.A. (Empresa de Medicina Prepagada, que bajo la providencia emanada en Julio del año pasado numero: FSAA-2- 00307640.212) se le permitiera inscribirse en la Sudeaseg. ¿Por qué tanta rigidez con algunas y al mismo tiempo tanta “flexibilidad” con otra? Que no se le regule ni los desmedidos aumentos que realizan a sus usuarios anualmente y mucho menos se investiguen la gran cantidad de denuncias de los usuarios que adquiere la medicina Prepagada, como es el caso de las cartas aval que  no son aceptadas o retardadas, sin que se sancione a los responsables de estas irregularidades. Todo esto ocurre bajo la mirada complaciente del Superintendente Yosmer Arellan, mientras se dedica a realizar actividades proselitistas que van allá de sus atribuciones, como ocurrió en el caso de los trabajadores  de la empresa Transeguro C.A. de Seguros en proceso de liquidación. Pareciera que el discurso presidencial de ejercer control, de poner orden, tiene un objetivo concreto y específico. ¿Hay empresas amigas, “muy amigas” y otras enemigas?

EL FIN

¿Que persigue el Superintendente de la Actividad Aseguradora, con este estrangulamiento a las compañías de seguros?; ¿Quien esta detrás de esta estrategia que viene en ascenso desde que llego a ese cargo?  Para mi esta claro perjudicar más a la clase media. Al final la decepción reinara en los usuarios y en consecuencia desmejorara el servicio, afectándose la credibilidad de toda una industria. La gente termina no creyendo en la actividad aseguradora por la permeabilidad gubernamental hacia una empresa, afectando la credibilidad de todas. Los empresarios serios del ramo están preocupados porque indirectamente se conspira contra ellos.

CLINICAS SE BURLAN DE LEY DE PRECIOS JUSTOS: El convenio firmado en la Vicepresidencia de la República entre la Alianza Interinstitucional por la Salud y la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales,  en el 2012 y que debía estar sometido a cambios anuales, con el fin de regular los costos en algunos servicios, no se está cumpliendo. En su momento la vocera de la  desaparecida Alianza Interinstitucional de la Salud, AIS, Luisana Melo, manifestó que muchas de las tarifas planteadas no han sido cumplidas y aseguró que tiene en su poder facturas que demuestran aumento de los precios en cortos lapsos de tiempo. Esa situación ha ido en ascenso en los últimos 2 años, por lo que el comité de usuarios del sector salud, hacen un llamado Al Superintendente para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, Andrés Eloy Méndez, de manera que esta misma semana en el operativo que se inicia,  se proceda multar y colocar a la orden del Ministerio Público a los infractores dueños de Clínicas Privadas como  a extranjeros nacionalizados, socios o directivos de la mismas  que infrinjan la “Ley de Precios Justos”. En este tema, esporádicamente el Presidente hace señalamientos y denuncias. Amén de la corrupción de los funcionarios que controlan esto, el fin es el mismo. Hay que afectar la calidad de vida de la CLASE MEDIA. A los “boliburgueses” del gobierno y sus aliados, no les preocupa porque ellos pueden en un avión de PDVSA irse al Hospital Sirio Libanes de Brasil o a una lujosa clínica en Cuba, que no es la misma a donde envían al “lumpen” de la ya no tan eficiente MISION MILAGRO. El milagro de este gobierno es que algo funcione, es que haya eficiencia.

Este gobierno “populista” y no “popular” esgrime un discurso que pareciera preocuparse por los abusos de quienes conspiran contra la calidad de vida y en realidad al viejo estilo de esa teoría económica francesa, dejan hacer, dejan pasar. Los asesores cubanos están claros que su target no es la clase media. El problema es de mayor profundidad porque la red hospitalaria también esta muy grave, así que su “target” finalmente es el dinero que se han “embolsillado” permitiendo todas estas irregularidades. Ese es otro juicio que haremos después.

Mi twitter @angelmonagas Visita www.diariodevenezuela.com