Llegan los disfraces para el “Halloween bolivariano” cortesía de La Patilla (IMAGENES + RECORTA)

Disfraz-bolivariano (3)

Brujas van y brujas vienen en la noche “anglosajona” del Halloween. Como cada 31 de octubre se celebra la “Noche de Brujas” y no puedes quedarte sin tu disfraz, en este caso, bolivariano de la “revolución”.

El país mandado durante 15 años, “potencia”, que tiene encerrados a sus ciudadanos por culpa de la inseguridad y penando de un lado a otro por la escasez.

¡Váyalo!

Disfraz-bolivariano (1)

 

El encadenador: Más “gritao” que antes, este personaje te tumba tu musiquita en la radio y tu novela en tu TV para anunciar “guerras” sin enemigos y “batallas” sin contrincantes… en la misma línea de hace 15 años, echándole la culpa de los problemas a alguien sin rostro. Muy fantasmal, “terrorífico”.

 

Disfraz-bolivariano (2)

 

El enchufeitor: Llenito hasta los “tequeteques”, con aumentos descomunales. Tu trabajas y trabajas y él parece estar bien, le sale el carro “chino”, se toma fotos con las torres inclinadas y con las de “puro hierro”. A ti te cae billete de papelillo con un porcentaje mucho menor de aquellos verdes que tanto le gustan. Conocidísimo, “espeluznante”.

 

Disfraz-bolivariano (4)

 

El pueblotrón: Ese mismo que ahora va al regulado Farmatodo, el mismo que elegía el tipo de champú para lavarse el cabello. Dios lo salve de que lo pique un zancudo envenenado, porque con ese dolor, tiene que hacer la cola para el acetaminofén que no se consigue porque no se produce en las cantidades que se debe… ese que se le quema el bebé porque la cremita le cuesta 400 bolos, ese al que la quincena se le esfuma en unas frutas, ese que con la “misión” se conforma con unos billeticos que le “baila” el “Enchufeitor”, ¿lo conoces?

 

Disfraz-bolivariano (5)

 

La niñe-¡pum!: El que está de moda. Afirman los entendidos que no importa cuanto cuesta un pasaje a Brasil (si lo consigues), siempre te puedes dar un aventón en un avión privado de Pdvsa. Lleva un 38 de su jefe para matar a balazos a los zancudos con chikungunya. También lleva unos papeles contra el enemigo. Con este tremendo disfraz puedes pedir explicaciones, pero no las das cuando te las piden.

 

Recorta el tuyo.

 

LaPatilla.com