Se les escapó un tiro y mataron a un niño

(foto Gerardt Aponte)
(foto Gerardt Aponte)

La tarde del pasado domingo, el pequeño Henry Antonio Díaz Moya de 11 años se fue a la casa de un amiguito a jugar Play Station, mientras eso ocurría ingresaron a la residencia unos vecinos quienes comenzaron a manipular un arma de fuego y en un mal manejo se les escapó un disparo que llegó a la frente del menor y le causó la muerte en la madrugada de este miércoles en el Hospital Central de Maracay (HCM). elperiodiquito.com / Yenireth Churio

El suceso se registró a eso de la 1:00 pm, dentro de una vivienda de la invasión El Indio de Zuata. Su padre, José Díaz, en medio del dolor y la impotencia, relató que la dueña de la casa donde ocurrieron los hechos le informó que el pequeño fue herido de bala por unos motorizados que pasaron disparando.

Díaz fue llevado de emergencia al hospital José María Benítez y de allí fue remitido al HCM donde falleció. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se trasladaron al sitio para verificar lo acontecido y allí se percataron que la escena de los hechos había sido modificada.

La jefa de subdelegaciones, comisario Mercy Bracho en compañía del jefe de la subdelegación La Victoria, José Pérez, informó que los involucrados rociaron la escena del crimen con gasoil y junto a otros elementos que encontraron en el sitio fue posible detener a los responsables del crimen.

PRESOS LOS RESPONSABLES

La captura de los culpables se efectuó a las 5:00 pm del mismo día, específicamente en la vivienda de los sujetos, ubicada en la calle La Ceiba del sector B, parte alta de la invasión El Indio. El homicida fue identificado como José Francisco García Nieves (18), sus dos hermanas fungieron como cooperadoras corespectivas, ellas son: Jeni (23) y Jonebeth (20), dos adolescentes también cayeron presos, “Michell” (15) y “Yanoski” (14).

Todas estas personas fueron presentadas en la mañana de este miércoles ante el Tribunal primero de Control, el Juez los privó de libertad por los delitos de homicidio, agavillamiento y omisión de socorro. Por estas razones las mujeres fueron enviadas a la Penitenciaria General de Venezuela (PGV) y el hombre al penal de Tocorón.

Bracho recalcó que están buscando a Wilmer José Suárez Guzmán (21) quien es el sujeto que tiene el arma homicida. El progenitor del niño pidió a las autoridades que caiga todo el peso de la ley en contra de estas personas. El pequeño Díaz era un estudiante del sexto grado de la escuela Negra Matea.