Vecinos guardaron vigilia frente a Amuay tras falla eléctrica

Foto archivo
Foto archivo

Para Norelys Piña y su familia la noche del martes constituyó un episodio que solo trajo amargos recuerdos y un prolongado desvelo ante el inminente temor de que se repitiera un episodio como el vivido en agosto de 2012, cuando dos esferas del circuito de tanques de la Refinería de Amuay en Falcón, explotaran y dejaran tras su onda expansiva, más de 40 muertos, varios desaparecidos y tres sectores residenciales afectados. El Carabobeño

El martes 4 de noviembre, a las 9:10 de la noche, una inexplicable falla eléctrica, suscitada en la Refinería Amuay, una de las dos instalaciones que conforman el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), ubicado en Punto Fijo, salió de servicio y sus plantas fueron paralizadas como medida de seguridad. Así lo anunció a través de un comunicado escrito la gerencia corporativa de Asuntos Públicos de Petróleos de Venezuela, S.A. Según el escrito, personal del CRP activó un plan de contingencia para tomar el control de las instalaciones, aplicando el protocolo de arranque seguro, propio para estas instalaciones.

Y aunque no hubo incendio, explosiones o accidentes que lamentar ante este hecho, para los Piña y un centenar de familias más, el evento no pasó desapercibido. Varios vecinos nos montamos en vigilia, primero nos vestimos y acomodamos ropa en un maletín. Yo le dije a mi mamá que si la llamaba saliera de la casa con los niños hacia un punto alejado de la refinería, relató la dama que reside junto a su mamá y dos hijos en el sector Alí Primera de Punto Fijo, uno de los más próximos al CRP.

Para leer más, pulse aquí