Celópata asesinó a exmujer y mantiene raptada a su hija

Foto Referencial
Foto Referencial
Un sujeto identificado como Johan Enrique Reyes Tovar, alías “Johan María”, presuntamente asesinó a su exesposa en plena vía pública por un ataque de celos, según señalaron familiares de la víctima quienes agregaron que respondía al nombre de Lisbeth Victoria Fernández Ibarra de 24 años, reseña El Periodiquito.

El hecho inició en la calle principal de Guayabal, municipio Zamora del estado Aragua, a eso de las 9:30 de la mañana del pasado domingo, cuando el “Johan María”, supuestamente cegado por no aceptar la ruptura de la relación con la madre de su hija, se aproximó al salón de belleza donde se encontraba Ibarra junto a sus dos hijos, secándose el cabello.

Las fuentes relataron que la sacó del local a empujones, discutieron breves minutos en la acera, seguidamente desenfundó el arma y le propinó un impacto de bala en la parte trasera del cuello. Lisbeth Victoria, cayó ensangrentada en la calle, el malhechor la montó en su motocicleta y la trasladó hasta el CDI de Guayabal.

La mujer llegó al centro hospitalario a las 10:00 AM muerta, sin embargo, el autor material del crimen, al dejarla en la sala de emergencia, le dijo a los galenos, “sálvenla”, petición que fue imposible porque ya no contaba con signos vitales, debido a que la bala atravesó la vena Orta y perdió mucha sangre.


“PARA MÁS, RAPTÓ A LA HIJA” 

Parientes de Lisbeth Ibarra, comentaron que pocos minutos después llamaron a la casa de su madre, en donde habitaba con sus dos hijos, para dar la fatal noticia. En ese momento la progenitora cayó al piso desmayada, y una hermana del asesino, aprovechó el momento para quitarle a la pequeña Yoselin Lismar Reyes de un año y dos meses. Hasta el cierre de esta edición la niña permanecía raptada por su padre y sus familiares.

Se conoció que la infortunada, fue golpeada, ultrajada y vejada por el homicida, aún cuando vivían juntos. “Ella nunca lo denunció por miedo, la perseguía, ella no podía salir a ningún lado, hablar con nadie, la celaba de todos, le dio muy mala vida”, expresó uno de los testigos.

Se conoció que la occisa era ama de casa y que además de dejar en orfandad a Yoselin, – de quien no poseen ningún tipo de información-, se le suma un varón de cinco años, que dio a luz en su primera relación.

Familiares de Lisbeth Victoria, ya elevaron las denuncias ante los organismos correspondientes, “fuimos interrogados y lo dijimos todo, ese asesino tenía antecedentes policiales, lo andaban buscando para meterlo preso, ahora con mucha más razón tendrá que pagar con cárcel lo que hizo”, expresó uno de los entrevistados.