Cuestionan al alcalde de Girardot por convertir a Maracay en “la ciudad perdida”

 betsy san jacinto1

 Atendiendo el llamado de los vecinos de la urbanización San Jacinto de la parroquia Madre María de San José de Maracay, la diputada al Consejo Legislativo del estado Aragua, Betsy Bustos, realizó la Operación Lupa a las obras prometidas por el gobierno municipal y no ejecutadas.

“Estuvimos recorriendo la urbanización San Jacinto y pudimos constatar cómo el alcalde Pedro Bastidas convirtió la otrora ciudad jardín en la ciudad perdida. Lo que a lo largo de la mal llamada cuarta república se edificó, se ha deteriorado en la quinta por falta de mantenimiento y nuevas inversiones”, denunció la también dirigente regional de Primero Justicia.

Bustos objetó la desidia del alcalde de Girardot y de sus funcionarios quienes pareciera no viven en la capital de Aragua. “No solamente estamos hablando de la parroquia María de San José sino de todas las parroquias que conforman el municipio Girardot”.

Tras recorrer la mencionada urbanización, la parlamentaria recogió los siguientes reclamos de los maracayeros: 1. La vialidad está en pésimo estado y no se vislumbra interés alguno en reparar las calles y avenidas; 2. El servicio de recolección de basura brilla por su ausencia, situación que está generando un verdadero problema de salud público; 3. El pésimo servicio de drenaje de aguas blancas y servidas ha permitido su estancamiento y la proliferación de zancudos.

“La gente de la comunidad está desesperada. En varias oportunidades han protestado en las calles y tras recibir un conjunto de promesas de los politiqueros de oficio no reciben respuesta del alcalde ¿Hasta cuándo Pedro Bastidas va a seguir destruyendo Girardot?”, se cuestionó la diputada.

betsy san jacinto2

Lo más lamentable de todo, es que precisamente en Maracay se encuentra ubicada la planta de asfalto de la Alcaldía de Girardot. “En casa de herrero, cuchillo de palo. Teniendo una planta de asfalto a la cual se le han invertido millones de bolívares contamos con la peor vialidad

La planta de asfalto socialista fue creada en junio de 2012 y está ubicada en la zona industrial de San Vicente en Maracay y, de acuerdo con información ofrecida por el burgomaestre Pedro Bastidas, ésta debía procesar 300 toneladas de asfalto diarias (los 7 días de la semana), de las cuales 30 iban a ser destinadas de manera permanente para cumplir con los planes de rehabilitación vial establecidos en la Fiesta del Asfalto. Para dicha planta, el gobierno municipal asegura haber invertido Bs 25 millones para la compra de maquinaria.

No obstante, la parlamentaria aragüeña desestimó los anuncios hechos por Bastidas. “Si en realidad la planta estuviese produciendo lo que ellos aseguran, Maracay toda no estuviera tan deteriorada como se encuentra en estos momentos”.

Invitó a las autoridades municipales a recorrer toda la zona sur y centro de Maracay. “Hagamos juntos la Operación Lupa para que constaten las denuncias que nos hacen llegar los maracayeros. Suponemos que ellos no circulan por esas calles y avenidas, por eso declaran lo que no es”.

Las calles Carabobo, Cajigal y Santos Michelena están prácticamente intransitables y según manifestó la diputada “a diario recibimos quejas de la gente que perdió un caucho, un tripoide, un tren delantero o una punta de eje en alguna calle ¿Quién le responde a esos maracayeros por los daños en sus vehículos? ¿Cómo hacen para comprar los repuestos? Porque además de costosos, la mayoría de las veces no se consiguen”.

Finalmente insistió en la necesidad de interpelar al alcalde de Girardot para que explique a dónde han ido a parar todos los recursos destinados a la planta de asfalto y para que informe el cronograma de rehabilitación vial que, según el gobierno municipal, se ha seguido (bacheo y colocación de carpetas corridas de asfalto en calles y avenidas).

“Debemos instituir la política de la rendición de cuentas por parte de los funcionarios públicos. Así lo establece la Constitución Nacional. Aquí nadie sabe cuánto se ha invertido y menos cuánto se han robado. El alcalde Bastidas anunció en enero de 2014 que este año estimaban colocar 100 mil toneladas de asfalto, pero el presidente de la Planta de Asfalto, Arturo Páez, reveló en agosto que hasta la fecha sólo han colocado 25 mil toneladas de asfalto. Tenemos el derecho de conocer la verdad”, concluyó.