Fallecen cuatro personas tras derrumbe en antigua mina de Nicaragua

Foto Cortesía @CANAL15NIC
Foto Cortesía @CANAL15NIC

Cuatro muertos y un herido dejó el derrumbe en una mina abandonada en el noroeste de Nicaragua, donde cientos de personas arriesgan sus vidas buscando oro de manera artesanal, informaron este martes fuentes oficiales.AFP

La tragedia ocurrió la noche del lunes en el viejo yacimiento minero El Rincón de Los García, en el municipio de Villanueva, 132 km al noroeste de la capital, donde las brigadas de rescate recuperaron este martes los cuatro cuerpos y trasladaron al hospital a un obrero herido.

“Tenemos desgraciadamente cuatro personas fallecidas en esta mina donde se hacen trabajos de minería artesanal”, afirmó la portavoz del gobierno, la primera dama Rosario Murillo, a medios oficiales.

Dijo que el accidente sucedió en una mina muy antigua que estaba en desuso como muchas otras que hay en el país y que se han convertido en “trampas mortales” para los buscadores de oro.

Las víctimas fueron identificadas como Víctor Andrade, Luis Sánchez, Freddy Escorcia y Eyner López, indicó el alcalde de Villanueva, Juan Gómez, a la oficial Radio Ya.

El alcalde informó que los obreros formaban parte de una cooperativa de 100 güiriseros (buscadores de oro) que trabajan en turnos de 10 horas.

Según el funcionario, cuatro de ellos quedaron atrapados dentro del yacimiento que colapsó por las lluvias y por introducir excavadoras pesadas dentro de la cantera sin tomar medidas de precaución.

Señaló que al momento del derrumbe los otros güiriseros no se encontraban dentro de la mina.

El herido es el conductor de una excavadora, William Martínez, que estaba adentro a la hora del derrumbe.

Villanueva es un municipio agrícola y ganadero con más de 25.000 habitantes, donde muchas personas se dedican también a buscar oro en viejos yacimientos.

El gobierno nicaragüense informó que en las tareas de rescate participaron el cuerpo de bomberos, el ejército y la policía.

Este es el segundo derrumbe de mina artesanal que ocurre en Nicaragua desde agosto pasado, cuando siete buscadores de oro murieron y 22 fueron rescatados con vida en un antiguo yacimiento del Caribe norte del país.