Farc espera que el general Alzate esté en su casa este fin de semana

Foto: El general Rubén Darío Alzate /Reuters
Foto: El general Rubén Darío Alzate /Reuters

 

La guerrilla comunista de las FARC dijo este martes, tras la liberación de dos soldados, que confía en que el general Rubén Alzate esté en su hogar este fin de semana.

“Pensamos que el fin de semana el general ya va a estar en su casa”, dijo a la AFP el comandante Rubín Morro, integrante de la delegación de las FARC en las negociaciones de paz con el gobierno colombiano en La Habana, que fueron suspendidas por el presidente, Juan Manuel Santos, tras la captura de Alzate y dos acompañantes el 19 de noviembre.

No obstante, Morro expresó que la liberación del general, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, que fueron capturados en la región de Chocó (oeste), depende de que el gobierno colombiano cumpla con el “protocolo” establecido, en alusión a que debe retirar las patrullas militares de la zona en que serán entregados.

“El gobierno tiene que cumplir el protocolo, nosotros tenemos todo preparado” para la liberación de los tres cautivos, indicó.

Morro informó que este martes durante la entrega de dos soldados en la región de Arauca (este) hubo un incidente, que no tuvo consecuencias, debido a la inesperada presencia de una patrulla militar en la zona donde iban a ser entregados los dos soldados cautivos a delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y de los países garantes del proceso de paz, Noruega y Cuba.

“Hubo un incidente con una patrulla, pero no hubo problemas y se dio el pacto” de liberación de los soldados Paulo César Rivera y Jonathan Díaz, que habían sido capturados el 9 de noviembre, dijo Rubín Morro, cuyo nombre real es Martín Cruz.

Las negociaciones de paz de La Habana, iniciadas hace dos años, buscan acabar un conflicto armado de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son la mayor guerrilla de ese país, con unos 8.000 combatientes.

AFP