Joaquín Chaparro: Gobernantes del Zulia, ¡dejen el peloteo! (Parte I)

Joaquin Chaparro

El denominado relleno sanitario (vertedero), es un lugar destinado a la disposición final de desechos o basura, en el cual se pretenden tomar múltiples medidas para reducir los problemas generados por otro método de tratamiento de la basura, el denominado popularmente basurero.
Para el Relleno se da un estudio meticuloso de impacto ambiental, económico y social desde la planeación y elección del lugar hasta la vigilancia y estudio del sitio en todo su periodo de vida.

El basurero es una de las prácticas de disposición final más antiguas que ha utilizado el hombre para tratar de deshacerse de los residuos que él mismo produce en sus diversas actividades.

Se le llama basurero o botadero al sitio donde los residuos sólidos se abandonan sin separación ni tratamiento alguno.

Este lugar suele funcionar sin criterios técnicos en una zona de recarga situada junto a un cuerpo de agua, un drenaje natural, etc. Allí no existe ningún tipo de control sanitario ni se impide la contaminación del ambiente; el aire, el agua y el suelo son deteriorados por la formación de gases y líquidos lixiviados, quemas y humos, polvo y olores nauseabundos. Por lo tanto la Ciénaga, en el municipio Jesús Enrique Losada-estado Zulia, recibe la basura del Municipio Maracaibo que produce entre 2.500 y 3.000 toneladas de basura diarias, además de aquellas que provienen de San Francisco, La Cañada y Jesus E Losada. Hay que destacar que  “La Ciénaga”  ya no debe ser considerada como relleno sanitario porque aunque fue construida para operar con esta ingeniería unos 20 años y La Ciénaga tiene más de 30 años en funcionamiento y se maneja como un botadero de basura sin control alguno y sin la compactación necesaria, llegando a alcanzar alturas de 25 metros de basura. Por todas estas razones su tiempo útil termino producto de la mala administración y el mal manejo técnico que convirtieron al Relleno en un vulgar botadero  a cielo abierto, altamente contaminante y de alta peligrosidad para el hombre. Recordemos que “La Ciénaga”, fue construido y operado como un relleno sanitario en los gobiernos de la democracia, controlado bajo estrictas condiciones técnicas y ambientales que hizo de Maracaibo la ciudad más limpia de Venezuela, funcionaba de manera mecanizada, operado por mega celdas donde se disponían y compactaban adecuadamente la basura generada en la ciudad de Maracaibo y otras localidades adyacentes del estado Zulia.

En la actualidad está colapsado, principalmente porque ya ha cumplido su vida útil. Entonces, ¿qué es lo que no entienden nuestros gobernantes de turno?. Como ciudadano le tomo la palabra al gobierno regional de declarar la emergencia sanitaria. Pero, liderize usted, Señor Gobernador, al lado de Eveling Trejo, Omar Prieto, Mario Urdaneta, Nidea de Atencio y la gente de estos municipios el rescate de nuestras ciudades para dejar de exhibir la basura, que guinda en la cercas como bambalina en arbolito de navidad. La gente esta brava, quiere soluciones urgentemente porque no soporta más los virus (chikungunya, dengue), ni las moscas, los zancudos, los roedores de todo calibre, los gusanos.

Nadie se escapa de esta realidad en Maracaibo, San Francisco, La Cañada y Jesus E Lossada.

La gente del Zulia les exige que dejen el peloteo, ustedes están puestos allí para brindarnos un buen servicio mientras que la gente literalmente paga los platos rotos. En estos municipios la recolección de la basura no funciona y aun así, tienen que cancelar el servicio. Así será que hasta el uso politiquero de la basura es pésimo. El servicio, de muy mala calidad, al punto que solo ha servido para hacer grandes negocios a los vivos eternos que no les importa la ciudad ni su gente, solo les importa hacerse de más dinero todo los días. Pero se van a llevar una sorpresa de los maracaiberos, franciscanos, los cañaderos y los lossadeños del tamaño de la bomba del gas de Maracaibo.

Twitter: joaquinchaparro