La vida del Real Madrid sin Luka Modric

Foto Referencial
Foto Referencial

Con la lesión del croata Luka Modric, uno de los pilares del Real Madrid, Carlo Ancelotti debe reconstruir el medio del campo para los tres próximos meses y tendrá una segunda prueba en Basilea el miércoles (19h45 GMT) en la 5ª jornada de la Liga de Campeones.

Forzado a cambiar su medio del campo al inicio de la temporada tras las salidas del argentino Ángel di María (Manchester United) y Xabi Alonso (Bayern Múnich), pensaba haber encontrado la solución con un doble pivote compuesto por Modric y el alemán Toni Kroos.

Pero el croata se lesionó en un muslo jugando con la selección y podría estar cerca de tres meses de baja, un duro golpe para el Real Madrid solo unas semanas antes del Mundial de Clubes (10-20 de diciembre).

“La lesión de Luka es importante pero la podemos compensar con jugadores que también son importantes”, aseguró el viernes Ancelotti.

Por ahora, las opciones principales parecen ser tres: retrasar a Isco Alarcón, o aportar por un cambio más natural como sería apostar por el esperado Asier Illarramendi o el recién recuperado alemán Sami Khedira, que no fue convocado para Basilea.

El sábado en Eibar, fue el malagueño Isco (22 años) el que saltó al campo de inicio en lugar del croata junto a Kroos en el 4-4-2 madridista y solventó la papeleta sin sobresaltos y el equipo ganó (4-0).

“Ha demostrado que puede jugar sin problemas en esa posición”, se felicitó Ancelotti. “Ha sido constante, estaba bien posicionado en defensa y mantuvo la misma calidad en ataque”, analizó el técnico.

– El artista y el sacrificio –

El sacrificio en defensa era una de las carencias de Isco en el pasado. Pero, ha mejorado en este apartado, siguiendo los consejos de Ancelotti, que se ha convertido en un experto en atrasar a los medios ofensivos con éxito (Pirlo, Seedorf, Di María, Modric, Kroos, James Rodríguez…).

Y como Isco mantiene todo su virtuosismo técnico, está en una buena posición para ser titular a tiempo completo, aunque ha jugado mucho últimamente y podría resentirse el miércoles.

Si el exjugador del Málaga recibe descanso, podría ser el turno de Illarra (24 años), de vuelta al grupo tras un pequeño problema físico. A menos que Ancelotti decida dar la alternativa al canterano Álvaro Medrán (20 años), que también viajó con el equipo.

Apostar por el jugador del Castilla podría ser un golpe moral para Illarra, que no juega más que el final de los partidos desde que naufragara en la vuelta de los cuartos de final de la Champions de la temporada pasada contra el Borussia Dortmund (3-0 y 2-0).

“Después de Dortmund sufrió un poco pero ha tenido tiempo de recuperarse”, aseguró pese a ello su entrenador el viernes, que aclaró que no ha perdido “la confianza” en Illarramendi.

En cuanto a Khedira, la situación es más complicada. El internacional alemán, que ha estado mucho tiempo lesionado en los últimos meses (la rodilla primero, el muslo después), se planteaba abandonar el club ante el interés de grandes clubes europeos.

Aunque Ancelotti aseguró el viernes que el Real Madrid intentará “renovarle”, ya que su contrato se termina en 2015.

Su ausencia en la convocatoria del miércoles, a no ser de que se trate de una recaída física, sugiere que el campeón del mundo puede no estar entre los preferidos para suplir a Modric. AFP