Chino y Nacho: Apoteósico show entre efectos y amigos

untitled14

La presentación del dúo más famoso del país y con más reconocimientos en el exterior, Chino y Nacho, fue apoteósico. El respaldo del público fue único. A medida que caía la noche, miles de fans se daban cita en las instalaciones del Anfiteatro del Sambil, para apreciar el retorno de sus ídolos a suelo patrio. Los efectos visuales: pirotecnia, luces, animaciones, humo y hasta papelillos, fueron el toque distintivo de un show que no tuvo desperdicio. La espera valió la pena. Era el show, una mega producción que solo se igualaba a las presentaciones de súper estrellas y, como tal fueron ovacionados.

Un poco más de las 7 de la noche se apagaron las luces sobre el escenario. La tarima se convirtió en una suerte de radio en el que se sintonizaron las presentaciones de los artistas en su recorrido por Latinoamérica. Se escucharon parte de programas de México, Argentina, República Dominicana, Estados Unidos, Colombia y Venezuela. La algarabía del público nos e hizo esperar de principio a fin. Desde el primer acorde de “Mi chica ideal” la euforia tomó el anfiteatro que estaba repleto de sus seguidores.

Con una indumentaria entre blanco y aplicaciones en negro, aparecieron en escena Chino y Nacho, acompañados de cinco bailarines y de una orquesta de trece músicos. Un concierto que sirvió para recorrer gran parte de su carrera artística plegada de éxitos. “Bla, bla, bla”, “Sin ti”, “Lo que no sabes tú” y “Dame un besito”, “Loco loco”, “Damne un besito”, “Tu príncipe azul”, “Don Juan”, “Ese hombre soy yo”, etc, etc. etc, pues fueron casi tres horas de sabor y ritmo al mejor estilo makediches.

untitled

Impresionantes efectos y la presencia de sus amigos

El escenario estaba impecable, era un alarde de efectos especiales pirotecnia, juego de luces y muchas visuales. Emporio Group se anotó más que un gol con esta puesta en escena que dejó a todos con la boca abierta. Logística, producción, seguridad, todo fríamente calculado. Hacía mucho, pero mucho tiempo que no se presentaba un show con talento nacional con esta envergadura, solo artistas consagrados presentaban un concierto de tales magnitudes y esta vez Emporio Group logró hacerlo con estos venezolanos que están causando furor en el mundo. Tarima estaba dividida en dos pisos, que repartía sus 10 músicos, tres coristas y 12 bailarines. Una decena de pantallas LED mostraban las incidencias en tarima, haciendo ver en grandes magnitudes el contoneo y los juegos de cadera de Chino que desataban pasiones a la fanaticada. Por su parte Nacho seguía en juego y también recibía ovaciones. En medio de una canción se dejó escuchar “Somos Chino y Nacho y nadie nos tumba. Nacho, los tenemos locos”, fueron las primeras palabras de Chino ante el público.

untitled2

El público estaba más que satisfecho con la presentación. Y como plus ni se imaginaba que Chino y Nacho le tenía a su público venezolano varias sorpresas. Los amigos de los makediches también tuvieron sus minutos de gloria. De pronto subieron al escenario Los Cadillac’s e interpretaron el éxito del momento: “Tú me quemas”. Luego vinieron Servando y Florentino con su “Fan enamorada”, que desató la euforia. “Ojalá Venezuela se uniera como esta noche en la música”, dijo Servando, interrumpido apresuradamente por Chino con un “lo vamos a lograr”. “Tu angelito”, “Regálame un muá” y “El poeta” fueron los temas finales, antes del bis. Para el cierre del concierto aparecieron los DJ’s Ategalli, con la intervención de la electrónica al ritmo de “Bebé bonita”, junto con Víctor Drija, y “La temperatura”.

Un concierto que seguro quedará en la memoria. Chino y Nacho hicieron historia. Seguro será un antes y un después de este dueto en la escena capitalina. El, evento llegó a su final no sin antes imp0resionar al público donde la puesta en escena se convirtió en una súper disco entre luces, humo, fuegos artificiales y papelillo a granel.

Prensa Carlos Camargo