Dejar de fumar es la mejor medida para prevenir la obstrucción pulmonar

EPOC

¿Alguna vez ha sentido que pierde la respiración al caminar o subir escaleras?, ¿ha sentido una tos seca y se la ha atribuido a la condición física o al consumo del cigarrillo?, si responde sí a una o las dos interrogantes es hora de hacer memoria y responder otra pregunta: ¿estuvo cuando niño o está ahora expuesto a pesticidas, humo de leña o al humo de tabaco? Una respuesta afirmativa implica que es hora de visitar al doctor, porque ese cansancio y la tos pueden no estar asociados al envejecimiento o condición física, sino, a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El doctor José Silva Figueroa, internista y neumonólogo del Hospital Universitario de Caracas, explicó que la EPOC es una enfermedad progresiva que causa dificultad para respirar, puede causar tos con producción de mucosidad,  o silbidos al respirar, falta de aliento y presión en el pecho, entre otros síntomas. La principal causa de esta patología es el hábito tabáquico. La mayoría de estos pacientes fuman o solían fumar. La exposición a largo plazo a otros elementos irritantes como el aire contaminado, o el polvo también puede incidir.

El galeno  comentó que la EPOC  no es curable, pero se controla. El problema de no detectarla y tratarla oportunamente radica en que continua el deterioro acelerado de la función pulmonar. Los pacientes diagnosticados con esta patología deben renunciar al hábito de fumar y hacer ejercicios aeróbicos con regularidad, para aumentar su capacidad respiratoria y mejorar su calidad de vida.

El diagnostico temprano  es vital,  ya que evita que la obstrucción pulmonar progrese y se presenten exacerbaciones. En este sentido es importante que si la persona tiene los síntomas y fue fumador(a) asidua visite al médico para descartar la enfermedad aunque ya haya abandonado el cigarrillo. El daño pulmonar se pudo haber incubado en la época de fumador y manifestarse años después con la EPOC.

Por otro lado, el especialista indicó que los pacientes con EPOC deben tener un tratamiento que contribuya a mejorar su respiración. Dicho tratamiento principalmente consiste en dejar de fumar, aumentar la actividad física, vacunarse contra la gripe y la  neumonía.

Con respecto a las terapias con broncodilatadores,  el galeno puntualizó que estos medicamentos inhalados alivian la obstrucción de las vías aéreas y disminuyen la producción de secreciones. A su vez,  mejora la resistencia a la actividad física y la calidad de vida. El internista y neumonólogo del Hospital Universitario de Caracas, comentó que la prevalencia en Venezuela es de aproximadamente 12% de la población mayor de 40 años de edad.

Para finalizar, el especialista en neumonología y medicina interna enfatizó que “es importante que el público sepa que si tiene tos, le falta el aire o  le silba el pecho,  tienen que consultar  al médico para ser diagnosticado y tratado adecuadamente”.  Asimismo, recomendó no exponerse a los factores de riesgo que la origina como el fumar y hacer ejercicios físicos.