Un Arbol de Navidad podría aumentar tensión entre Corea del Norte y Corea del Sur

Foto: Kim Jong-Un / Reuters
Foto: Kim Jong-Un / Reuters
 Corea del Sur anunció este martes que autorizará a una organización cristiana para que instale una nueva torre con forma de árbol de Navidad cerca de la frontera con el Norte, un gesto que seguramente provocará la ira de Pyongyang, reseña AFP.

 

El ejército surcoreano desmanteló recientemente una torre de acero levantada hace 43 años cerca de la frontera fortificada entre ambos países. Pero, los cristianos de Seúl y militantes hostiles al régimen norcoreano se quejaron, acusando al gobierno de haber cedido a las presiones de Pyongyang.

Para el régimen comunista ateo, el árbol constituía una provocación intolerable. Las autoridades del Norte, que acusaban a las del Sur de una guerra psicológica, amenazaron hasta con bombardear la construcción.

El ejército surcoreano invocó razones de seguridad para el desmantelamiento de la torre.

Pero, el ministerio de Defensa explicó que accedió a la demanda del Consejo Cristiano de Corea (CCC) de construir una nueva torre con forma de árbol. “Aceptamos esta demanda (…) con la finalidad de garantizar la libertad de culto”, destacó ante la prensa el portavoz ministerial, Kim Min-Seok.

La torre estará iluminada desde el 23 de diciembre hasta el 6 de enero. Según el CCC, se tratará “de una versión más grande del árbol de Navidad típico y tendrá nueve metros de altura”.