La tribu salió ganando ante los eléctricos

Jugada en 2da (2)

Antes de que comenzara la temporada 2014-2015 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp) se realizaron varios cambios de jugadores y Caribes de Anzoátegui estuvo inmiscuido en dos de ellos. eltiempo.com.ve / Diobert Tocuyo

Cuando resta poco menos de un mes para que concluya la ronda eliminatoria, la novena anzoatiguense parece haber salido ganando en ambos.

La tribu envió a los grandeligas Avisaíl García y Eduardo Escobar a Tigres de Aragua y recibió a los hermanos Oswaldo y Orlando Arcia, así como a los jóvenes Rossmel Pérez y Willians Astudillo.

Los orientales también mandaron al pítcher Brayan Villarreal a Tiburones de La Guaira por Ehire Adrianza.

El primer punto que comienza a inclinar la balanza a favor de Caribes es que los Arcia han sido claves para adueñarse y se mantenerse en la cima de la clasificación.

Orlando José es el líder de la divisa en jonrones (7), carreras impulsadas (26) y anotadas (29). Además está entre los primeros del circuito en todos esos departamentos.

Oswaldo Celestino ya ha conectado seis cuadrangulares en 25 encuentros con la tropa dirigida por Omar López. Colecciona 18 remolcadas y 14 marcadas. Y ya recibió la orden de Mellizos de Minnesota para que juege en la jardín izquierdo, por lo que ahora aportará más a la hora de defender. Tiene 23 partidos como bateador designado.

Pérez y Astudillo han visto muy poca acción en la zafra.

La producción de García y Escobar ha sido buena, pero lejos de los anaquenses.

García, quien también es de Anaco, ha despachado cuatro vuelacercas y tiene promedio de .298. Totaliza 19 fletadas y 15 anotadas, pero su aporte ha ido mermando con el paso de la contienda y podrá jugar hasta el 15 de diciembre.

El toletero dijo que hablará con la gerencia de Medias Blancas de Chicago para ver si le extienden el permiso.

Escobar posee un bajo average ofensivo (.218) y apenas suma 15 empujadas y 13 registradas en la contienda.

Adrianza sólo tiene 13 compromisos con Anzoátegui en la justa y quizás lo mejor de su aporte está por venir.

Tiene dos vuelabardas, cuatro impulsadas y seis anotadas. Además le brinda la posibilidad al mánager López de rotar a los jugadores en las posiciones de campocorto y segunda base.

Villarreal tampoco ha visto mucha acción en La Guaira. Su actuación se reduce a 1.1 innings, a una rayita permitida para una efectividad de 6.75.

 

Fotos Alejandro van Schermbeek