Algunos hábitos de vida que debemos tener a partir de los veinte

ejerciciosmejorar-el-pecho

La veintena es una edad perfecta para comenzar a fijar unos hábitos que debemos de mantener a lo largo de nuestra vida. Desde cuidarnos físicamente, hasta cuidar nuestras relaciones sentimentales, realizar nuestros hobbies o dedicar tiempo para nosotras mismas. Atenta a nuestros consejos. ¡Te sentirás mejor y serás más feliz! En Femenino.

1. Mantén una posición recta
Seguro que no te gustaría padecer dolores y molestias en la espalda cuando seas un poco más mayor. A nosotras tampoco. Por eso te recomendamos mantener siempre una posición recta. Si estudias y tienes que estar todo el día sentada en un escritorio o trabajas delante de un ordenador, mantén la cabeza alta y la espalda recta. ¡Te aseguramos que lo agradecerás toda la vida!

2. Alegra el día a alguien
A todas nos gusta que nos reconozcan el trabajo bien hecho, ¿verdad? Pues a los demás también. Felicita a algún compañero de trabajo por alguna labor bien realizada o dile a tu hermana lo guapa que sale en su última foto de Instagram. ¡Arriba las buenas vibraciones!

3. ¡Nunca olvides desmaquillarte!
Vale, sabemos que muchas veces sales de trabajar y llegas a casa muerta y a las tantas de la noche y lo único que te apetece es meterte en la cama y dormir. Error. Antes de dormir siempre tienes que desmaquillarte. Cógelo por costumbre, total, sólo son cinco minutos más y tu piel lo agradecerá eternamente.

4. Cepilla tus dientes tres veces al día
Seguro que a ti también te han insistido desde el cole en que hay que cepillarse los dientes mínimo tres veces al día. Vale, de pequeños hacíamos caso omiso a esto, sólo nos los cepillábamos si nos pillaba nuestra madre. Pues a partir de los veinte se acabó. Mantén la limpieza bucal a rajatabla. ¡Con la dentadura y las encías no se juega!

5. Expresa tu enfado
Nunca te guardes nada para ti. Los problemas en el trabajo, en casa, con tu pareja, con tu familia no hay que dejárselos dentro. Tampoco hace falta que la líes en exceso y en tu casa te acaben llamando Cruella de Vil, pero, ¿por qué no te apuntas a una clase de artes marciales? Es la solución perfecta.

6. Llama a tus padres todas las semanas
Cuando pasas los veinte te das cuenta de que te estás haciendo mayor. A la vez que envejeces tú, envejecen tus padres. Amigas, el tiempo es oro y hay que aprovecharlo al máximo con ellos. Una vez pasada la etapa de adolescente rebelde, te das cuenta de que nadie te va a querer como ellos. Visita a tus papis a menudo, y si vives fuera, una llamadita telefónica no cuesta tanto, ¿no? ¡Qué sepan que les quieres!

7. Reír alarga la vida
La risa es la mejor medicina. Está probado científicamente que reír mejora el estado de ánimo. Trata de encontrar la parte graciosa de cualquier cosa que te rodea y ríe, ríe sin parar. Con tus amigos, con tu pareja, con tu familia. ¡No pares de reír!

Más información en En Femenino.