Trujillanos se consagra campeón del torneo Apertura

AVS Photo Report / Edward Barradas
AVS Photo Report / Edward Barradas

El Trujillanos se coronó campeón del torneo Apertura 2014 del fútbol venezolano este domingo al vencer como visitante 3-0 al Deportivo Petare, en un partido suspendido en el segundo tiempo por disturbios en las cercanías del estadio Olímpico de la UCV en Caracas.

El encuentro fue detenido a los 54 minutos por el árbitro Adrián Cabello cuando el marcador estaba 2-0 a favor de Trujillanos y fue suspendido tras unos 45 minutos de espera sin que se restableciera el orden público.

El defensor Jhoan Osorio había abierto el marcador a los 9 minutos con un potente disparo desde 35 metros del arco petareño. El delantero James Cabezas anotó el segundo tanto de los campeones con un testarazo a la salida de un tiro de esquina en el minuto 25.

Las escaramuzas de la policía contra grupos de encapuchados que lanzaban piedras al terreno y a los fanáticos en las tribunas, incluyeron el uso de gases lacrimógenos.

Esto enrareció el ambiente e impidió a los jugadores retomar las acciones, puesto que se les dificultaba la respiración en el campo de juego.

Según el delegado técnico de la Federación Venezolana de Fútbol, Marcos Ariza, “sabían” que miembros de la barra del Caracas FC, equipo que actúa como local en el estadio Olímpico, tratarían de impedir el partido.

El representante federativo indicó que en el estadio había 60 policías para cuidar el orden público y reiteró tajantemente que el partido terminaría de jugarse este mismo domingo.

No obstante, el juego fue confiscado reglamentariamente por no poder restablecerse el orden público.

Trujillanos llegó a la última jornada del torneo con 33 puntos, uno más que Deportivo La Guaira y tres más que el Caracas FC, los otros dos equipos con posibilidades de luchar el campeonato, y todos jugando como visitantes.

La victoria trujillana significaba el título y dejaba sin efecto los resultados de Caracas y La Guaira, que se enfrentraban a Táchira y Tucanes, respectivamente.

Previo a la suspensión del partido Trujillanos había dominado las acciones desde el saque inicial, demostrando que no dejaría escapar el título.

Los llamados Guerreros de la Montaña salieron a presionar a los petareños, obligándolos a errores en la conducción del balón y llevando peligro al arco local. Por su parte Petare nunca fue capaz de manejar la pelota y generar peligro, demostrando porqué ocupa los últimos lugares de la tabla.

Trujillanos incluso falló una pena máxima al minuto 48 cuando Argenis Goméz mandó su disparo al travesaño. El principal había sentenciado el tiro penal por una mano de un defensor de Petare en su área.

Este título es el primero en campeonatos en formato corto para Trujillanos.

AFP