Al menos dos muertos al terminar toma de rehenes en Sídney

Hostages run towards a police officer (R) near Lindt Cafe, at Martin Place in central Sydney

Al menos dos muertos al terminar toma de rehenes en Sídney, según informó la televisión de ese país. El secuestrador es uno de los muertos.

Más información en breve

La Policía de Australia ha declarado concluido el secuestro de personal y clientes de un café del centro de Sídney por un clérigo musulmán, después de que las fuerzas del orden irrumpieran en el local y liberaran a los rehenes.

Al menos cuatro personas, incluidos rehenes, han resultado heridos en la operación policial. EFE

 

Más temprano

El objetivo de las fuerzas de seguridad australianas es sacar “sin incidentes” a las personas que permanecen secuestradas por un hombre armado en un café de Sídney, en un operativo que puede prolongarse más allá de la noche, informaron hoy las autoridades.
“Nuestro único objetivo esta noche y por el tiempo que requiera es sacar a esas personas que están atrapadas actualmente en ese edificio de forma segura. Esa será nuestra prioridad y no cambiará”, apuntó Andrew Scipione, comisionado de la Policía del estado de Nueva Gales del Sur.

Scipione se negó a aportar detalles sobre las demandas o la naturaleza del ataque o sobre el secuestrador, de quien se sabe por boca del primer ministro australiano, Tony Abbott, que tiene “motivaciones políticas”.

“En este momento, en términos de número o de quién se trate, no tenemos la libertad de proveer esa información”, remarcó.

Al menos un hombre armado mantiene a varias decenas de personas como rehenes tras tomar un popular café de la zona financiera de Martin Place alrededor de las 9.30 hora local (23.30 GMT del domingo).

Tras siete horas encerrados, cinco cautivos lograron salir del local, aunque las autoridades no aclararon si se trata de una huida o fueron liberados por el secuestrador al aludir a detalles “operacionales”.

Uno de los rehenes ha sido atendida en un hospital, pero por “una condición preexistente”, comentó Scipione.

“Hay mucho trabajo por hacer y mucho más en las próximas horas, estoy seguro”, sentenció el comisionado. EFE