Vargas, 15 años después del día en que la montaña avanzó hasta el mar

tragedia-vargas-151214-N

El peor desastre natural en la historia de nuestro país cumple este lunes un nuevo aniversario. Tal día como hoy, hace 15 años, el estado Vargas fue azotado por fuertes lluvias y aludes que, según algunos cálculos, ha sido el peor desastre natural en la historia de nuestro país. elperiodiquito.com

El 15 de diciembre de 1999, las lluvias convirtieron en torrentes las quebradas y desde la cadena montañosa que separa a Vargas de Caracas, aludes de barro, agua y rocas, arrasaron casas, inundaron edificios y llegaron hasta el mar, provocando escenas que horrorizaron al país y enlutaron nuestra Navidad de 1999.

LA TRAGEDIA DE VARGAS

Casas inundadas, comunidades destruidas, quebradas desbordadas, barrios desaparecidos, gente tapiada, muerte, desolación y miles de lágrimas que, poco a poco, fueron inundando de tristeza los corazones. Todos estos hechos, llevaron al caos a un país, cuyas consecuencias quedarán marcadas para siempre.

MOMENTOS DE DESESPERACIÓN

Vargas, el estado más afectado, se convirtió en sólo escombros de lo que un día fue el litoral venezolano. Las personas esperaban por rescate en los techos de las casas y en las azoteas de los edificios, ya que estos fueron cubiertos de lodo. La vía Caracas–La Guaira quedó casi destruida y unos de sus túneles colapsó por el lodo y contingentes de las fuerzas armadas y voluntarios realizaron un rescate por todos los medios posibles, en barcos de la armada que atracaron en las costas del estado Vargas, así como helicópteros, que evacuaron a los sobrevivientes.

MILES DE DAMNIFICADOS

La cantidad de damnificados fue creciendo, razón por la cual se abrieron las puertas de las unidades educativas, empresas y polideportivos, entre otros, que sirvieron de refugios a tantas personas que lo único que les quedó fue lo más preciado: la vida. Tras el desastre ocasionado por las lluvias, se inició una etapa de alto riesgo sanitario y de epidemias y el Ministro de Salud y Desarrollo Social dio a conocer las medidas preventivas que debían tomarse para los efectos.

SUFRIMIENTO Y DESESPERACIÓN

La desesperación y el sufrimiento de haber perdido un hogar por el cual se había trabajado toda una vida y la búsqueda de familiares y amigos desaparecidos, llenó de dolor a toda una nación que se conmocionó ante esta fatal jugarreta de la naturaleza.

CARACAS TAMBIÉN SUFRIÓ

Caracas también sufrió las devastadoras consecuencias de este tormentoso fenómeno lluvioso: sus calles se inundaron, las distintas quebradas se desbordaron y el agua arrastró a su paso vehículos, personas y viviendas. La urbanización San Bernardino colapsó totalmente, con el desbordamiento de la quebrada Arauco. Galipán quedó parcialmente destrozada y dividida en dos por las aguas. Cotiza y Lídice fueron notablemente afectados por la quebrada Catuche y otros fueron arrasados como Blandín y Plan de Manzano. Siete estados fueron declarados en emergencia nacional: Vargas, Distrito Federal, Miranda, Falcón, Táchira, Zulia y Trujillo y posteriormente Nueva Esparta y el día 28 de diciembre, el gobierno nacional dictó una resolución en la cual declaró Campo Santo a tres zonas del estado Vargas: Los Corales, Macuto y Carmen de Urea, según reseñó la periodista Edda Pujadas en La Voz.