Más de 3.000 trabajadores del Banco Industrial temen por sus empleos

(foto archivo)
(foto archivo)

Ante la supuesta fusión o liquidación del Banco Industrial de Venezuela (BIV) la coalición sindical, que representa a 2.450 empleados activos y otros 855 jubilados, exhorta al presidente Nicolás Maduro a confirmar o desmentir esta posibilidad y ponga fin a las informaciones que mantienen en vilo a la clase trabajadora. Señalan que los rumores se originaron tras la salida del coronel Juan Carlos Luján, como director de esta banca pública hace dos semanas.

Los trabajadores aseguran tener los soportes que demuestran el crecimiento del BIV para evitar que se tome cualquier decisión que vaya en contra de esta entidad financiera y de su personal. Ana Yánez, presidenta del Sindicato Bolivariano del Banco Industrial de Venezuela, explica que durante la administración anterior “se recuperó la cartera crediticia, se reivindicaron los derechos de los trabajadores y se honraron algunos pendientes de pasivos laborales desde 1997. Además, se pagaron deudas del contrato colectivo y de cláusulas contractuales que teníamos vencidas por falta de presupuestos en gestiones pasadas que fueron nefastas”.

Sin embargo, resalta su preocupación porque “nos encontramos en algunos medios de internet y columnas de medios impresos que el Banco Industrial de Venezuela puede ser fusionado o liquidado, lo que nos hace dudar del destino de todos estos trabajadores”.

Yánez destaca que “ya pasó un mes desde que Maduro habló de la necesidad de una transformación en la banca pública, subrayando que es mejor tener 3 ó 4 buques bien fortalecidos que un poco de lanchitas. Recuerdo perfectamente sus palabras. Nosotros siempre estamos dispuestos a sumar a lo que contribuya al desarrollo del país, pero queremos que se tome en cuenta el capital humano que pudiera ser desmejorado en este tipo de situaciones”.

No conoce hasta ahora de algún pronunciamiento por parte de algún interlocutor oficial del Gobierno o del Banco Central de Venezuela (BCV) sobre la situación del Banco Industrial ante una posible liquidación. ¿Qué va a pasar?, se pregunta: “Si el banco se va a fusionar, ¿el BIV absorberá a otras instituciones financieras?; ¿se creará un banco nuevo con otro nombre?; ¿cuál será la situación del personal jubilado?; ¿bajo qué condiciones conservarán la nómina actual? Ante tanto rumor no podemos sentarnos a esperar que pase la Navidad para saber qué va a pasar. Necesitamos salir al paso a estas informaciones”.

Ante esta situación, el Sindicato Bolivariano del Banco Industrial le dirigió una carta al primer mandatario nacional, al presidente del BCV Nelson Merentes, a las comisiones de Finanzas y Asuntos Sociales de la Asamblea Nacional y cabeza del Parlamento, Diosdado Cabello; sin embargo denuncian no haber tenido respuesta de ninguno de estos funcionarios.

“A la junta del banco también solicitamos una reunión, pero nos respondieron que ellos nos están autorizados para dar ese tipo de instrucciones. Ni lo aseveraron, ni lo desmintieron. El promedio de antigüedad dentro del banco es de 15 a 27 años. Aquí quien llega se queda y no queremos que esta historia de capital humano y compromiso se pierda”, culminó Yánez, también como vocera de la Asociación Sindical de Trabajadores Bancarios, Asociación de Jubilados, Pensionados e Incapacitados del BIV y la Federación de Trabajadores Bancarios.