Insólito: Futbolista es expulsado en una final por brutal patada a su hermano (Video)

¡Qué bonita familia!

Seguro en casa de los Bolaños había fiesta el domingo, no todos los días llegan dos hermanos a disputar el campeonato nacional. Lamentablemente para uno de ellos todo se transformó en una pesadilla en sólo 10 minutos.

Esto sucedió en la final de la liga ecuatoriana de fútbol, cuando Alex Bolaños del Barcelona de Guayaquil, fue expulsado por dos fuertes patadas, nadas más y nada menos, que a su hermano, Miller, quien juega en el Emelec.

Como se observa en el video, que le ha dado la vuelta al mundo, Alex acometió a Miller y lo dejó tendido en el suelo. El árbitro no lo pensó dos veces, y dejó en inferioridad numérica al Barcelona por tarjeta roja.

La temprana expulsión condicionó el desarrollo del encuentro, y Emelec se consagró campeón con contundente triunfo de 3-0. Para hacer más dramática la situación, fue Miller Bolaños, el autor de dos goles.

“No sé si fue la calentura del momento, pero son circunstancias del partido lo de la expulsión de mi hermano Alex”, declaró Miller al final del partido.

Para el mayor de los Bolaños las consecuencias no pararon con la tarjeta roja, pues el presidente del club, Antonio Noboa Ycaza, informó que el futbolista quedaba desligado del equipo por su actitud.

“Gracias a la hinchada de Barcelona por el apoyo… Es claro que un jugador dañó la fiesta… Ese jugador está fuera de Barcelona”, escribió en su cuenta de Twitter.

El agresor por su parte, explicó a Ecuagol.com, lo sucedido: “La primera falta que cometo contra mi hermano a mi parecer no era amarilla porque él se tira, y la segunda por llegar rápido al balón llego a destiempo”.

Además, con lágrimas en los ojos, según reporta el diario electrónico, dijo desconocer la desvinculación del club: “Si el señor presidente dijo que hubo algo malo, que me lo diga a mí. Tengo contrato con Barcelona, pero si se manifiesta eso tienen que cancelarme todo, no le debo nada a nadie, no soy ladrón, estoy tranquilo con lo que soy”.

Sin duda, Caín y Abel reencarnaron en jugadores de fútbol.

Vía huffingtonpost