En traje de baño para ir al cine se vuelve una moda en Londres (Fotos)

La idea de Hot Tub Cinema, que desde el 2012 ofrece divertidas sesiones de cine en Londres, ya llegó también a la ciudad inglesa de Bristol y a Nueva York, en los Estados Unidos.

La experiencia es muy diferente a la de un cine común, ya que en lugar de reservar asiento, los usuarios reservan un espacio en una de las 30 bañeras de agua caliente que son compartidas por grupos de hasta 8 personas en un ambiente que se asemeja más a una gran fiesta en la piscina. La película no es la gran protagonista de casa sesión, ya que en el Hot Tub Cinema los espectadores pueden hablar alto, reír e incluso tomarse algunas cervezas.

Los ingresos a cada película cuestan unas 35 libras esterlinas (unos $700 pesos mexicanos, en plena devaluación) y generalmente se agotan rápido. Una vez que la película termina, un DJ pone ambiente al lugar y empieza la verdadera fiesta.

 

 

 

Leer más en: marcianosmx.com