Finaliza un año trágico para las misses latinoamericanas

Mónica Spear
Mónica Spear

El 2014 será recordado como un año trágico para las misses latinoamericanas que a lo largo de estos doce meses han acaparado titulares en periódicos de todo el mundo por motivos que nada tienen que ver con su condición de reinas de la belleza, publica  hola.com.

Mónica Spear, Miss Venezuela 2004, fue la primera en aparecer en las páginas de sucesos al ser brutalmente asesinada junto a su exmarido, Thomas Berry, el día de Reyes. La pareja fue asaltada en su coche por un grupo de delincuentes que trataba de robarles. La hija de ambos de 5 años resultó herida en el ataque y en la actualidad vive con sus abuelos maternos en Estados Unidos.

La muerte de la modelo y actriz, muy conocida en su país por protagonizar producciones para televisión como “La Mujer Perfecta”, “Flor Salvaje” o “Pasión Prohibida”, provocó una gran alarma conmoción y alarma social y obligó al presidente Nicolás Maduro a reunirse con alcaldes y gobernadores para abordar el tema de la violencia que según organizaciones no gubernamentales se cobró cerca de 25.000 víctimas en Venezuela el año pasado.

Génesis Carmona
Génesis Carmona

Un mes después, la muerte de otra guapa oficial sacudía a los venezolanos. Génesis Carmona, Miss Turismo Carabobo 2013, murió víctimas de un disparo que recibió en la cabeza mientras participaba junto a su familia en una marcha por las calles de Valencia, en la región central de Venezuela.

La joven de 22 años, que compaginaba sus estudios en la facultad de Ciencias Sociales con su trabajo de modelo, llegó con vida al hospital aunque la gravedad de sus lesiones hizo imposible salvarla. La miss fue una de las ocho personas heridas con arma de fuego durante la manifestación.

María José Alvarado
María José Alvarado

Otro asesinato, en esta ocasión en Honduras, volvía a sobresaltar a la opinión pública a finales de noviembre. María José Alvarado, elegida para representar en su país en la última edición de Miss Mundo – celebrada en Londres el pasado 14 de diciembre – y su hermana, Sofía Trinidad, murieron tiroteadas según todos los indicios en una fiesta.

Los cuerpos sin vida de las dos jóvenes aparecieron días más tarde enterrados a la orilla del río Aguagua, a 12 kilómetros del balneario donde las hermanas habrían perdido la vida.

Plutarco Ruiz, novio de Sofía Trinidad, y otras tres personas permanecen detenidos a la espera de juicio por la muerte de las dos hermanas. Ruiz está acusado de un “delito de feminicidio”, mientras Aris Maldonado Mejía, Ventura Díaz y su esposa, Elizabeth Alvarado serán juzgados por el mismo delito pero “en grado de complicidad”.