Gobierno de Bahamas considera privatizar la aerolínea estatal tras huelga

Foto de referencia
Foto de referencia

El viceprimer ministro de Bahamas, Philip Brave Davis, dijo hoy que el Gobierno considera privatizar la aerolínea estatal Bahamasair luego de que el pasado miércoles una huelga de pilotos mantuviera varados a cientos de pasajeros en varios aeropuertos de Florida (EE.UU). EFE

“Por los pasados dos años el Gobierno se ha esforzado por mantener a Bahamasair como un socio estratégico, pero este acto de sabotaje corporativo acelera los esfuerzos del Gobierno por aliviar al contribuyente bahamense de esta pesada carga financiera”, dijo Brave Davis en un comunicado.

Según detalló el funcionario, hasta junio de 2013 Bahamasair había recibido un total de 541 millones de dólares en subsidios, fondos que, de otra manera, “podían ser utilizados para construir nuevas escuelas u hospitales, mejorar la infraestructura de carreteras y puertos, y combatir el crimen con la compra de equipos nuevos y añadiendo personal”.

“Sinceramente, todos los implicados deben aceptar la realidad de que Bahamasair ya no es un servicio esencial”, expresó Brave Davis.

Además, el viceprimer ministro de Bahamas denunció que los pilotos representan el 10 % de la plantilla de la aerolínea pero suponen el 30 % de los costes laborales.

La dirección de Bahamasair -aerolínea estatal creada en 1973- y la Asociación de Pilotos de la Aerolínea de Bahamas (BALPA, por su sigla en inglés) han tratado de llegar a un acuerdo laboral durante los pasados 6 meses en torno a cambios salariales.

Los pilotos reiniciaron sus labores el miércoles por la tarde, pero su acción provocó pérdidas substanciales para la aerolínea e inconvenientes a los clientes, según dijo el presidente de Bahamasair, Valentine Grimes, la semana pasada.

Brave Davis enfatizó en que el impacto financiero de la huelga no es tan “severo” como la “publicidad negativa” que han “recibido de viajeros locales e internacionales, que es incalculable”.

“Nos tomará años recuperar nuestra imagen especialmente tras escuchar a locales decir que jamás volverán a viajar con Bahamasair mientras que turistas comentaron que jamás regresarían a Bahamas, todo como resultado de esta terrible experiencia”, dijo el viceprimer ministro.

Bahamasair, con sede en Nassau, opera vuelos internacionales al estado de Florida (aeropuertos en Miami, Fort Lauderdale, West Palm Beach y Orlando), Islas Turcas y Caicos y La Habana, entre otros.