Hallaron cadáver de joven descuartizado

(foto Pablo Ramos)
(foto Pablo Ramos)

Una madre desesperada que no sabía nada de su hijo desde la noche buena, decidió emprender su búsqueda en compañía de la esposa del desaparecido y su hermana. El hallazgo ocurrió el pasado sábado aproximadamente a las 9:00 de la mañana en el sector Aguacatal, del municipio Girardot, en el estado Aragua. Así lo publica elperiodiquito.com / Danniella Iafolla

El infortunado, quien respondía al nombre de Franderson Ortega Espinoza (19), salió de su residencia ubicada en la comunidad El Viñedo de San Vicente el 25 de diciembre y nunca regresó. Preocupados por la situación, los familiares del desaparecido acudieron a los cuerpos de seguridad “sin obtener respuesta”, alegó Mayra Espinoza, madre de la víctima.

La progenitora relató cómo sucedieron los hechos. “Recibimos una llamada de un número restringido que nos decía el sitio donde estaba el cuerpo. Desesperadas, mi yerna, mi hija y yo decidimos ir”, dijo Espinoza.

Prosiguió explicando que en el lugar encontraron la camisa que usaba el joven la última vez visto por sus familiares, rodeada de un rastro de sangre que culminaba en un hueco cubierto con desechos. “Allí decidimos llamar a la policía y efectivamente encontraron el cadáver de mi hijo descuartizado. Lo reconocí por unos tatuajes que él tenía”, agregó.

A la escena del crimen se trasladó una comisión del eje de homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que se encargó de realizar las experticias pertinentes.