Son niños y asesinos…Conoce sus macabras historias

niños

Los niños son sinónimo de inocencia, sin embargo, en algunos casos y particularmente en los últimos años algunos han sido acusados de cometer atrocidades impensables para un pequeño.

1) Trastorno explosivo intermitente

Eric Smith tenía 13 años cuando fue acusado del asesinato de un pequeño de 4 años, Derrick Robie, quien fue encontrado estrangulado, se dice que grandes rocas cayeron sobre su cabeza y fue sodomizado con un palo pequeño. Smith no pudo explicar sus razones, pero el psiquiatra lo diagnosticó con trastorno explosivo intermitente, una condición en la cual una persona no puede controlar su rabia interior. Se cree que parte de su condición se debe a las drogas que su madre usaba cuando estaba embarazada de él.

2) Limpieza exhaustiva

La madre de Joshua Phillips, de 14 años, limpiaba el cuarto de su hijo cuando vio una mancha de humedad bajo la cama, pensó que era una fuga de su cama de agua. Quería ver si necesitaba ser drenado y entonces se encontró con cinta aislante y entonces creyó que su hijo había intentado tapar la fuga. Sin duda no esperaba lo que sintió enseguida, había algo frío que al investigar resulto ser el cadáver de Maddie Clifton, una niña de 8 años de edad, que había estado desaparecido durante siete días. Al enfrentar a Phillips en la corte, el dijo que accidentalmente la golpeó en el ojo con un bate de béisbol, y luego la arrastró a su habitación donde la golpeó y apuñaló, pero el jurado no creyó su historia. Fue declarado culpable y condenado a cadena perpetua, sin posibilidad de ser liberado.

3) El ejecutado más joven

Junio de 1944, los Estados Unidos estableció un récord al ejecutar a George Stinney de 14 años, ¿su delito? El asesinato de dos niñas llamadas Betty June Binnicker y María Emma Thames, que fueron encontradas en un agujero fangoso. George confesó el crimen y dijo que quería tener relaciones sexuales con Betty, pero terminó matando a las niñas. Fue juzgado y condenado a muerte en la silla eléctrica; el caso no fue apelado porque su familia no tenía dinero para pagar por la continuación.

4) “Luchador profesional”

Kathleen Grossett-Tate cuidaba de la pequeña Tiffany Eunick, de 6 años, cuando la dejo un momento viendo la televisión con su hijo Lionel Tate de 12 años. Tras escuchar fuertes ruidos Kathleen gritó que se calmaran pero no bajo a revisar que pasaba. Cuando lo hizo era demasiado tarde, Lionel había estado jugando a las luchas libres con Tiffany y le había arrebatado la vida. Pisotones contundentes laceraron el hígado de Tiffany, sufrió una fractura de cráneo y costillas, hinchazón en el cerebro de una paliza que duró entre uno y cinco minutos, y otras 35 heridas. Tate fue condenado a una vida de prisión sin libertad condicional, aunque por no habérsele dado una audiencia de competencia mental antes o durante el juicio fue liberado en 2004 con 10 años de libertad condicional.

5) Rehenes en la escuela

“Están seguros que pasaran álgebra, ¿no es así?”, amenazó Barry Dale Loukaitis, de 14 años, a sus compañeros a quienes tomó como rehenes mientras tomaban la clase de algebra. Ese día llegó a su escuela, la Secundaria Frontier, vestido como un vaquero del viejo oeste y cargando con las pistolas de su padre. Luego por 10 minutos, tomó como rehenes a sus compañeros y armó un tiroteo en el cual se cobró la vida de tres personas y le provocó una lesión crítica a un estudiante. Según él estaba experimentando pensamientos delirantes y mesiánicos antes del tiroteo, aunque se cree que fue influenciado por la canción y el video de Pearl Jam “Jeremy”. Barry se encuentra actualmente cumpliendo dos cadenas perpetuas, con un adicional de 205 años de prisión.

Vía Planetacurioso.com