Investidura de Rousseff congrega menos simpatizantes de los esperados por PT

Foto: EFE
Foto: EFE

La investidura de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reelegida en pasado octubre, congregó hoy a algunos cientos de simpatizantes en Brasilia, una cifra notablemente inferior a las 30.000 personas esperadas por el oficialista Partido de los Trabajadores (PT). EFE

Tan sólo unos pocos cientos de personas se congregaron frente a la catedral de Brasilia, situada en el inicio de la Explanada de los Ministerios y donde la presidenta abordó el Rolls Royce “Silver Wraith” sin capota de la Presidencia brasileña que la llevará hasta el Congreso, en donde jurará el cargo para iniciar su segundo mandato de cuatro años.

Algunos puñados de personas se distribuyeron en el recorrido de un kilómetro entre la Catedral y el Congreso Nacional, mientras que en el Palacio Presidencial de Planalto se encontraban unas 2.000 personas cuando faltaban quince minutos para el comienzo de los actos, para los que cuales el PT había prometido un clima de fiesta e incluso había alquilado autobuses.

A la ceremonia de investidura asisten los presidentes de Bolivia, Chile, Costa Rica, Paraguay, Uruguay y Venezuela, así como los vicepresidentes de China, Estados Unidos y Argentina -en esa orden los mayores socios comerciales de Brasil- y delegaciones de otros 70 países.

La única presidenta ausente entre los países del Mercosur será la argentina Cristina Fernández, quien sufrió una fractura en un tobillo y envió en su lugar al vicepresidente Amado Boudou.