¿Por qué las serpientes no se resbalan al trepar árboles?

Foto archivo
Foto archivo

Cuando una serpiente va a trepar por una superficie empinada, como es el caso de los árboles, emplea una cosa llamada fricción. Es la fuerza de rozamiento, es decir, la presión que ejercen dos superficies en contacto una contra la otra. Pero mayormente nuestros reptiles emplean lo que ha sido dado en llamar locomoción de acordeón.

Se trata de avanzar haciendo un movimiento de contracción y extensión de los músculos. El cuerpo se abre y se cierra a semejanza de dichos instrumentos musicales. La combinación de estos métodos, usando 5 veces la fuerza requerida, entorpece el deslizamiento hacia abajo.

Cada animal tiene sus propias adaptaciones evolutivas, que han surgido de acuerdo a las condiciones específicas de su entorno natural. Las serpientes, por su parte, se las han agenciado para oponerse a la ley de la gravedad desarrollando músculos poderosos que le permitan aplicar grandes fuerzas para ejercer mayor fricción y moverse ligeramente, cual acordeones, sin caer al vacío. Ahora ya sabes por qué las serpientes no se resbalan al trepar a los árboles.

 

 
Leer más en: curiosidades.batanga.com