Tuvo que comerse a sus vacas criadas por nazis porque eran demasiado agresivas

vaca

Un granjero que compró vacas genéticamente criadas por nazis -para que sean más agresivas- debió deshacerse de ellas porque “no las podía manejar”.

Los animales atentaban contra la vida de Derek Gow y sus trabajadores, informa el Independent. Se trataba de 13 ejemplares, de los cuales Gow mató a siete ya que no podía lidiar con su agresividad.

“Las que eliminamos te atacaban en cualquier oportunidad que tuvieran. Trataban de matar a quien sea. Lidiar con eso no era divertido para nada”, dijo Gow, quien compró sus 13 “súper vacas” el 2009.

Los especímenes fueron desarrollados por los hermanos Heinz y Lutz Heck para el partido nazi, que usaba sus cuerpos musculosos y cuernos mortales para el material de propaganda de la Segunda Guerra Mundial.

Gow dice que los animales eran los más agresivos que ha conocido, pero que con su carne hizo unas salchichas “muy sabrosas”.

Vía 24Horas