Enfrentamiento entre bandas fue el motivo de masacre en cementerio de Turmero

(foto Mario Guzmán)
(foto Mario Guzmán)

Familiares y conocidos de un joven que falleció a principios de semana, identificado como Willy José Fajardo Mijares (29), también conocido por el apodo de “El Mocho Edwin”, se encontraban ayer enterrando el cadáver cuando algo inesperado ocurrió. Así lo publica elperiodiquito.com / Julio Alberto Gil

A eso de la una de la tarde, sujetos no identificados a bordo de un vehículo marca Turpial, color negro, arribaron a la sede del cementerio municipal de Mariño e ingresaron de forma abrupta para tender una emboscada a otros hombres que se encontraban allí. Una supuesta retaliación producto de una rencilla de bandas, generó un tiroteo masivo que produjo un baño de sangre que dejó como saldo negativo la muerte de siete personas y otros cinco ciudadanos heridos.

Según los relatos de los funcionarios del cuerpo de seguridad que se encontraban en la escena del crimen, miembros de una organización delictiva contraria a la banda en la que militaban los allegados a “el mocho”, infiltraron a unos sujetos entre los asistentes del entierro con la finalidad de “datearlos” y así proceder con la venganza.

Aparentemente, fueron seis hombres los que ingresaron al camposanto, y en una acción de tipo comando, se adentraron por diferentes flancos y efectuaron disparos, generando el enfrentamiento. Inclusive, uno de los fallecidos, quedó tendido en las afueras del cementerio, ya que cuando pretendía escapar de la balacera, fue interceptado y aniquilado por hombres armados que rodeaban el lugar.

Los hombres que murieron en el hecho fueron identificados como: Víctor Alejandro Castro, Héctor Osvaldo Castro, Gustavo Enrique López, Elvis Yusnel López y otros dos que ostentaban prontuario policial por delito de robo, quienes respondían a los nombres de Héctor Eduardo Maldonado y Marco Tulio Reyes.

Otras cinco personas resultaron heridas en el incidente, entre ellos, un adolescente y un trabajador del Cementerio Municipal de Mariño. Todos fueron trasladados a centros asistenciales y al cierre de esta edición se encontraban estables. La escena era tórrida, decenas de mujeres llorando y casi un centenar de personas rodeaban el portal del cementerio, esperando poder observar a sus familiares una vez más, pero no fue posible ya que las cavas del Cicpc, levantaron los cadáveres en completo hermetismo y no hubo acceso al lugar del crimen.

Historia con pasado reciente

Extraoficialmente se conoció que Willy José Fajardo Mijares, alias “El mocho Edwin”, estuvo implicado en cinco homicidios acontecidos durante el mes de diciembre en el sector Puente de Paya, sector las Magdalenas, y que probablemente, falleció producto de la venganza relacionada con esos hechos, configurando el escenario perfecto para el incidente de ayer.

Por otra parte, agentes de cuerpos policiales atribuyeron la masacre a miembros de la banda de “El Toñito”, asociación delictiva que opera también en la zona de Paya. Al cierre de esta edición, efectivos de distintos cuerpos de seguridad peinaban la zona de Paya buscando dar con el paradero de los sujetos que cometieron el crimen.

Activaron investigación

El Ministerio Público comisionó a la fiscal Jeraldine Ramos a fin de investigar el incidente acontecido ayer en Turmero.
Entre las experticias se encuentran la inspección técnica del sitio del suceso, la fijación fotográfica del lugar, colección de las evidencias físicas recabadas, levantamiento planimétrico y entrevistas a testigos, entre otras diligencias de investigación.