Félix Velásquez: Maduro es inflación, inseguridad y escasez

FelixVelasquezThumbnailCuando el difunto Chávez le dijo al pueblo en aquella fatídica hora que Nicolás Maduro seria su reemplazo no sabía el pelón de bolas que se iba a echar sobre sus hombros. Millones de chavistas ven la falla cuando tienen que batallar contra una inflación que es una de las más altas del mundo, dejando atrás a países como Haití, República dominicana, Barbados, etc. Que no producen nada y tienen menos inflación que Venezuela que tiene las más grande reservas de petróleo del mundo.
Los ciudadanos han tenido que aceptar de manera indefensa que en Venezuela asesinen a más de 170 mil venezolanos ante la mirada cómplice de una revolución que no hace nada para resguardar la vida. Este gobierno tiene grupos armados que controlan parte del territorio nacional, esa es una de las razones por la que el gobierno no aplica un plan desarme en los barrios de manera efectiva y en armonía con otros órganos de seguridad del estado para acabar con la inseguridad.
Por otro lado tenemos un flagelo que afecta directamente a los venezolanos y ese es el de la escasez. El gobierno de Maduro ha tratado de tapar la escasez y su incompetencia con una guerra económica que no existe, cuando vemos supermercados vacíos, chavistas y opositores peleando por un paquete de harina pan, aceite o papel higiénico estamos ante la peor gestión de presidente alguno en nuestros últimos 50 años de vida republicana.

Cuando analizamos estos 3 problemas puntuales que aquejan a los venezolanos, sabemos que estamos mal y que podemos estar peor si el gobierno no rectifica su política hambreadora por un lado y colaboradora del hampa y la inseguridad por otro.

Muchos chavistas están quitándose las vendas y saben que cometieron un error al darles tanto poder a dirigentes del PSUV que se convirtieron en los boliburgueses del siglo XXI, ellos ya no creen en el pueblo, esos están pendientes de sus negocios, los dólares y sus carros últimos modelos.

Hacer largas colas, que asesinen a inocentes y endeudar el futuro de nuestros hijos es un delito que no se puede permitir, es el momento del reclamo no violento, de imponer la moral y la verdad ante la inmoralidad de un gobierno saqueador que ha dejado desnudo a los hijos de Bolívar.

A Nicolás Maduro le quedan pocas horas con saldo positivo en su liderazgo, el rechazo en su gestión se ve manchada desde que llego, aquí es donde la corona es más grande que la cabeza del rey, es decir esto es mucho camisón para petra como diría mi abuela tener a Maduro como presidente.

Vamos a presionar al gobierno pero reivindicando y poniéndonos del lado del pueblo, la lucha es por mejorar la calidad de vida de los más necesitados y seguir impulsando una clase media estable y con futuro, no buscar la pobreza para todos.

@felixvelasquez