Escasez se acentúa en supermercados de Caroní

Foto Ángel García
Foto Ángel García

El venezolano llegó al extremo de hacer cola, sin ni siquiera saber que van a vender. Ya sea por necesidad, temor a no conseguir el producto nuevamente, acaparamiento o reventa; lo cierto es que los venezolanos no dejan de “cazar” los artículos que llegan a los establecimientos comerciales. Hermilis Guerrero/ Nueva Prensa Guayana

Tras recorrer distintos almacenes se observó, que además de los productos de primera necesidad que ya se conoce que están escasos, también se están perdiendo otros.

A los rubros de la cesta básica como harina pre-cocida, margarina, aceite vegetal, leche, azúcar, café, entre otros, que desde principios de 2013 se están escaseando, se le agregan el agua mineral, jugos pasteurizados, enlatados y aderezos como mostaza, salsa de ajo y mayonesa.

En cuanto a los enlatados, se consiguen pero con poca regularidad. La variedad de marcas y tipos al que el venezolano estaba acostumbrado, quedó en el pasado. Como por ejemplo, de 4 marcas de atún en aceite vegetal que se solían vender, ahora con suerte se consigue de una sola marca y en cantidades limitadas.

Por su parte, las sardinas en salsa de tomate, picante, en aceite natural o vegetal ya no se consiguen; mientras que las pepitonas picantes o naturales, tampoco se encuentran. Al igual que estos productos escasos, también están las albóndigas, salchichas y carne mechada. Una historia similar sucede con los jugos pasteurizados.

“Por las nubes”

Sí bien es cierto que los artículos para la higiene del hogar como detergentes, lavaplatos, cloro, desinfectantes, repelentes de insectos y suavizante, en marcas comerciales como Lavansan, Clorox, Mistolín, Ajax, entre otros, no se encuentran por ningún lugar, hay marcas nuevas que se pueden obtener en algunos comercios chinos, no obstante los precios no son muy asequibles para el bolsillo del guayanés.

En la actualidad, el detergente en polvo, pañal desechable y el champú, están dentro de “los más buscados” por los ciudadanos.

Llamado a la calma

El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, expresó a Unión Radio, que aproximadamente entre dos o tres meses se podría corregir o mejorar el desabastecimiento en Venezuela. El empresario sostuvo que desde el año pasado, ya los inventarios estaban irregulares y ahora este año la situación empeora por la carencia de actividad de algunas fábricas.

Igualmente, el vicepresidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, hizo un llamado a los venezolanos para que mantengan la tranquilidad. Asimismo, dijo que el consumidor debe adquirir lo que realmente necesite y no recurrir a compras nerviosas, puesto que en fechas como estas, distintos comercios trabajan a media máquina por la temporada de fin de año. En algunos casos, los trabajadores no se han reincorporado o los niveles de inventario no se han renovado.

También, Martínez propuso la activación de mesas de trabajo para analizar y discutir las posibles soluciones ante la situación que atraviesan los establecimientos en Venezuela.

Por otro lado, la ministra de Comercio, Isabel Delgado, en compañía de integrantes del Estado Mayor Económico, aseguró que las irregularidades en algunos productos serán atendidas en los próximos días.
La ministra del Interior, Carmen Meléndez, dio a conocer que “hay productos para todos” y pidio a los ciudadanos dejar de lado la “desesperación”.

De igual modo, el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), se pronunció ante un comunicado donde dijo que el Gobierno nacional cuenta con las herramientas necesarias para cambiar el camino de la economía en la actualidad. “

“Las tiene a su alcance y sólo debe apelar a una sincera voluntad política, capaz de convertir todos los diagnósticos disponibles en el punto de partida para que Venezuela supere la situación recesiva de su economía”, narró Consecomercio.

CIFRAS

3 y 4 horas como mínimo deben esperar en una cola los padres para comprar pañal

509 bolívares es el costo de un recipiente de creolina

140 bolívares cuesta un desinfectante concentrado en almacenes chinos

2 o 3 meses Fedecámaras estima que se aliviará el desabastecimiento