Exigen al Gobierno resolver la pugna que enfrentan los venezolanos por comida

Foto EFE
Foto EFE

A través de un comunicado la Unión Nacional de Trabajadores (Unete) emplaza al Ejecutivo Nacional a tomar medidas de emergencia que resuelvan con prontitud la pugna que enfrenta a venezolano contra  venezolano por 1 kilo de pollo, leche en polvo, desodorantes y detergentes o cualquier otro artículo de primera necesidad y que afecta a todos los venezolanos por igual sin distingo político.

Lea el texto completo  continuación:

Mientras el presidente Nicolás Maduro emprende una costosísima gira internacional con resultados inciertos por el Medio Oriente, la clase trabajadora, jóvenes, madres y amas de casa tenemos que realizar interminables colas para adquirir alimentos de primera necesidad, por la incapacidad del gobierno de mantener e impulsar el aparato productivo del país.

UNETE rechaza las  declaraciones de diferentes voceros del Gobierno, tales como la del ministro Carlos Osorio asegurando “que si en Venezuela no hubiera alimentos no se generarían las extensas filas de ciudadanos intentando comprar alimentos”. Las de Ernesto Villegas, afirmando que son infiltrados, “jóvenes hijitos de papá y mamá”, los que han provocado disturbios en la entrada de los establecimientos comerciales; y qué decir de lo dicho por el vicepresidente, Jorge Arreaza a quienes se atrevan a volver a vulnerar la paz de la República con violencia política: “en Ramo Verde todavía hay bastantes celdas disponibles.” Por supuesto, ninguno de estos funcionarios usan el transporte, la educación, la salud pública y mucho menos hacen cola o visitan hasta 10 establecimientos comerciales para abastecer a su familia. 

El pueblo venezolano en estos momentos es perseguido y su voz pretende ser silenciada.  Se conoce de 16 personas detenidas, hasta el momento, por tomar fotografías en las colas o por mostrar carteles con mensajes en contra de esta situación. Ya los trabajadores hemos padecido esta violación a los derechos fundamentales, tenemos compañeros presos por luchar por nuestras necesidades y alzar nuestra voz en señal de desaprobación a lo impuesto por el gobierno, sin embargo nos mantenemos en movilización y lucha permanente. 

La situación de escasez que se vive en el país, obedece al debilitamiento del aparato productivo nacional. Instamos al gobierno a reconocer sus errores, a ser humilde y a tomar medidas previamente consultadas con los factores productivos, entre elllos los trabajadores. Que entienda la necesidad del pueblo y que se avoque a trabajar en la solución de esta situación que tiene a los venezolanos presos del hambre y de la humillación.