Larenses desesperados por comprar pañales y productos de limpieza

Foto Juan Brito/ El Impulso
Foto Juan Brito/ El Impulso

 

Aunque este lunes las colas para la adquisición de artículos de la canasta alimentaria o básica no se observaron en algunos establecimientos donde las hubo la pasada semana, sí se registraron en ciudades como Duaca, El Tocuyo y Quíbor busca de pañales y productos de limpieza.

La situación más delicada se presentó en la capital del municipio Jiménez, concretamente en las inmediaciones de un conocido negocio de la avenida 7, a poca distancia de la plaza Bolívar, donde durante la mañana se conoció la llegada de un camión cargado de pañales.

En pocos minutos la cuadra entre las calles 12 y 13, se llenó de personas procedentes de toda la ciudad, e incluso de las parroquias foráneas.

“Yo tengo dos semanas tratando de conseguir pañales para el niño y hoy confío en Dios en que los voy a conseguir, porque donde yo vivo los están vendiendo hasta a 1.400 bolívares el paquete, y 40 cada pañal, eso es una estafa”, dijo María Eugenia Colmenares, mientras formaba parte de una larga cola.

Tratando de organizar la venta, el personal del establecimiento destinó la puerta de otro local inmediato para la entrega de los paquetes a precios solidarios: los Pampers G 90 bolívares y Pampers C 155.

Tan pronto se corrió la voz, el caos no se hizo esperar en una de las principales arterias viales de Quíbor, llegando incluso a paralizarse el tránsito automotor.

La cola que mujeres y hombres habían formado desde calles transversales no fue respetada por cientos de personas que se congregaron frente al punto de venta.

“Tengan calma, tengan calma que para todos hay, pero siempre y cuando mantengan el orden”, les manifestaba el comerciante rodeado por compradores.

Hubo momentos en que ese orden se alteró y algunas amas de casa optaron por retirarse después de haber sufrido empujones y estado a punto de rodar por el suelo.

 

Más información en El Impulso