Mubarak y sus hijos seguirán detenidos hasta que lo decida la justicia

EGIPTO-MUBARAK

El Ministerio del Interior egipcio aseguró hoy que el expresidente Hosni Mubarak y sus hijos Alaa y Gamal continuarán en detención hasta que lo ordene la justicia, pese a que un tribunal anuló la última condena contra ellos. EFE

Una fuente de Interior, citada por la agencia oficial egipcia Mena, señaló que no van a ser puestos en libertad porque fueron remitidos al Tribunal de Casación detenidos, y la resolución de hoy de esta corte no incluye su liberación.

La Fiscalía General o el nuevo tribunal que va a repetir el juicio por corrupción contra Mubarak y sus hijos son los que tienen competencia para ordenar su salida de prisión, según esta fuente.

Mubarak se encuentra bajo arresto domiciliario en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Maadi, mientras que sus hijos están encarcelados en el presidio de Tora, ambos en el sureste de El Cairo.

El Tribunal de Casación de Egipto aceptó hoy el recurso presentado por el expresidente Hosni Mubarak y anuló la pena de tres años de cárcel dictada anteriormente contra él por un caso de malversación de fondos públicos.

Fuentes judiciales informaron a Efe de que la corte ordenó la repetición del juicio en este caso de apropiación indebida de 125 millones de libras egipcias (unos 17 millones dólares), que estaban destinados al presupuesto de los palacios presidenciales.

Según el sistema egipcio, el Tribunal de Casación remite ahora el caso al de Apelación, que asignará una corte penal para repetir el juicio.

El expresidente, depuesto en febrero de 2011, ya no tiene ninguna condena, después de que el pasado 2 de diciembre un tribunal rechazara los cargos contra él por la muerte de manifestantes durante la revolución, una causa por la que en un primer juicio fue sentenciado a cadena perpetua.

La misma corte también le absolvió en esa fecha de dos casos de corrupción vinculados a la venta irregular de crudo a Israel (por falta de pruebas) y a la adquisición de cinco mansiones en la localidad de Sharm el Sheij (por la prescripción del delito).

La posible puesta en libertad de Mubarak causa gran controversia en Egipto, donde muchos ven un regreso paulatino del antiguo régimen, cuyos principales dirigentes han salido ya de la cárcel.