Cómo hacer un huerto casero

crea-propio-huerto-casero_4_1074519

Una de los grandes placeres que todos los seres humanos debemos experimentar alguna vez en la vida, es la satisfacción de comer lo que se ha cosechado, y que mejor manera de hacerlo, que comenzando con un pequeño huerto casero, con tres de las grandes hierbas que más consumidos: Albahaca, orégano y perejil.

Albahaca

1. Podemos comprar directamente la planta en el vivero o adquirir las semillas, en las tiendas de agricultura. Si usamos semillas, debemos comprar abono para plantas y un matero de al menos 30 cm de profundidad.

2. Las semillitas se deben plantar haciendo un hueco de un cm de profundidad. Luego tapamos nuevamente y colocamos el matero en la ventana de la cocina o balcón.

3. Las primeras hojitas de la albahaca comienzan a salir unos 15 días después de la plantación.

4. La albahaca se debe regar a diario, pero en pocas cantidades sin dejar pozos de agua, porque de lo contrario se pudre la raíz.

5. Las hojas de albahaca pierden su aroma apenas son arrancadas, por ello sólo debemos coártalas cuando vayamos a usarlas.

Orégano

1. Igual que con la albahaca podemos comprar las semillas y sembrar, pero lo más recomendable es hacer la siembra directa, sacando “un hijo” de la mata madre y plantando en nuestro huerto casero.

2. Dependiendo del tamaño de la planta, usaremos un matero más o menos grande.

3. El orégano no exige mucha agua, por lo que el regado debe ser escaso y moderado.

4. Es una planta que le gusta el sol y en general no requiere muchos cuidados.

Perejil

1. Para cultivar perejil debemos usar semillas y plantarlas en un centímetro de profundidad, dentro de una maceta con un marco de plantación de 20 x 20 cm.

2. El perejil hay que regarlo de manera constante, pero en pequeñas dosis, ya que necesita mantenerse húmedo, pero sin dejar pozos de agua.

3. Puede ir en la ventana de la cocina o el balcón, junto a las otras plantas que hemos descrito arriba.

4. Las semillas tardan bastante tiempo en germinar alrededor de un mes.

Como verán, realizar un huerto casero es muy fácil. Sin embargo, si no se sienten seguras de poder hacerlo solas, los viveros y tiendas de agricultura, brindan toda la ayuda y asesoría.

En muchos casos, estos sitios hasta hacen las plantaciones y sólo debemos llevárnosla a casa y seguir las instrucciones de riego y cuidados. Espero que esta información le haya sido de mucha ayuda.

El Fortín de Guayana